La presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella
La presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella - JOSÉ RAMÓN LADRA

La mayor embotelladora de Coca-Cola ganó 549 millones de euros en 2016, un 6,5% más

En el mercado ibérico se mejoró el resultado un 3,5% respecto al año anterior gracias en parte al «fuerte crecimiento» de Coca-Cola Zero y la llegada de nuevos productos de la marca Monster

MADRIDActualizado:

Coca-Cola European Partners (CCEP), la mayor embotelladora de la marca estadounidense en el mundo, registró en 2016 un beneficio neto de 549 millones de euros en términos contables, lo que supone un aumento del 6,5%.

En el informe de resultados enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía -fruto de una fusión cerrada a finales de mayo de 2016- ha detallado que en el último cuatrimestre sus ganancias se ralentizaron de forma notable respecto a los nueve primeros meses del año, ya que entre octubre y diciembre ganó 12 millones de euros.

La empresa ha precisado, no obstante, que si se analizan los datos en base proforma comparable, su beneficio neto el pasado año ascendió a 938 millones de euros, un 13% mejor que el ejercicio anterior.

La facturación de CCEP durante 2016 alcanzó en términos contables los 9.133 millones de euros, lo que equivale a un incremento del 44,5%, tras la integración de Coca-Cola Iberian Partners -que operaba en el mercado ibérico-, la alemana Coca-Cola Erfrischungsgetränke y Coca-Cola Enterprises -que operaba en Europa occidental-.

En base proforma, la cifra de negocio de la embotelladora se situó en 10.865 millones de euros, un 1,5% menos que en 2015. En torno a una cuarta parte de esa cifra procedió del mercado ibérico, que mejoró su resultado un 3,5% respecto al año anterior gracias en parte al "fuerte crecimiento" de Coca-Cola Zero y la llegada de nuevos productos de la marca Monster en el último trimestre del ejercicio, cuando subió sus ingresos un 8%.

El beneficio operativo, por su parte, alcanzó los 851 millones de euros en términos contables (+12%) y los 1.389 millones de euros en base proforma (+1%).

De acuerdo con los datos facilitados en su informe de resultados, la multinacional pagó en concepto de impuestos un 30% más que el anterior ejercicio, hasta los 170 millones de euros, y su deuda neta fue de 5.994 millones de euros.

El consejero delegado de la firma, Damian Gammell, ha destacado en un comunicado que la compañía ha cumplido con sus objetivos de crecimiento de ingresos y beneficios. Según Gammell, la fusión ha permitido crear "una plataforma para crecer" mientras la empresa "diversifica e incrementa el valor de su catálogo".

De cara al futuro, ha avanzado que mantienen sus objetivos de crecimiento para 2017 -esperan un alza de su facturación "moderada", a un solo dígito- y que los afrontarán "implementando iniciativas a nivel de marca y marketing", pero también consolidando las sinergias existentes tras la fusión.