Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo y consejero especial del secretario general de la OCDE
Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo y consejero especial del secretario general de la OCDE - ISABEL PERMUY

Mario Pezzini: «Europa debe discutir qué hacer ante la iniciativa china»

Este alto cargo de la OCDE insta a que Europa redefina sus políticas de desarrollo y defiende la lucha contra la evasión fiscal del organismo

MadridActualizado:

En un contexto de desaceleración y guerra comercial, los organismos internacionales cobran más importancia que nunca. Es el caso de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en cuyo seno se fragua en estos tiempos una futura «tasa Google». Mario Pezzini, su director del Centro de Desarrollo y consejero especial del secretario general, Ángel Gurría, defiende que Europa debe reaccionar. La pasividad no es la solución, ni ante la ingeniería fiscal, ni ante las crisis, ni ante la desigualdad. En su visita a España, el alto cargo de la organización atiende a ABC en la Fundación Ramón Areces.

En la última cumbre ministerial de la OCDE se alcanzó un acuerdo sobre una «tasa Google». ¿Qué efectos positivos podría llegar a tener?

El problema de fondo es que la recaudación fiscal está muy afectada por una serie de fenómenos. Sobre todo en los países desarrollados, porque muchas naciones necesitan hacer una reforma fiscal. En América Latina, en promedio, la recaudación fiscal es del 22% del PIB mientras que en los países de la OCDE es de entre un 34% y un 35%. Hay que solucionar, especialmente, todo lo relacionado con las transacciones que no son físicas y más difíciles de contabilizar. La OCDE esta trabajando para ver cómo se puede limitar esta erosión de la base fiscal que practica alguna multinacional, a través de las listas de paraisos fiscales o el intercambio automático de información.

¿Qué consecuencias podría tener la guerra comercial en las economías emergentes?

La situación es muy complicada: ¿cuál va a ser el resultado final? Todo depende de lo que vaya a pasar en las diferentes regiones o bloques, que como resultado de la guerra comercial se van a ir aislando y reforzando internamente. En Asia, muy probablemente, todo va a depender de la estrategia que China vaya a adoptar y si en alguna medida la demanda de exportaciones que reciben estos países la asumen los chinos. En el caso de Latinoamérica se va a poner sobre la mesa el refuerzo de la integración regional, mientras que en África este proceso está más claro.

Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo y consejero especial del secretario general de la OCDE, durante la entrevista con ABC
Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo y consejero especial del secretario general de la OCDE, durante la entrevista con ABC - ISABEL PERMUY

¿Es la tecnología una oportunidad para reducir la desigualdad? ¿O puede agravarla?

No hay una única respuesta. Estamos en el inicio de un proceso de cambio muy importante y del que no vemos el final. En la actual situación es mucho más conveniente hacer inversiones que enviar órdenes.. Luego esta la desigualdad que puede generarse en la sociedad, aunque mucho va a depender de nuestra capacidad para enfrentarnos a otro tema: los impuestos. En concreto, cómo se aplican en un mundo donde cambia la modalidad de funcionamiento de las economías.

En este contexto complejo, ¿dónde está Europa?

Europa tiene una tradición de cooperación con África, Asia y Latinoamérica. Sin embargo, Europa debe repensar cuál es su relación con estos países, porque está basada en su criterio y lógica, aunque ya se ha producido un consenso en torno a este tema. A pesar de lo cual, hay mucho trabajo por hacer. También sobre las alianzas: por ejemplo, Europa debe discutir qué hacer frente a la iniciativa china (por ejemplo, la Ruta de la Seda). En mi opinión, la palabra crucial es cooperación: es decir, ir de una lógica de donantes a otra de cooperador.

¿No está amenazado el crecimiento económico por la guerra comercial? Especialmente con la escalada de tensiones de los últimos meses.

La situación es complicada: México ha construido su modelo de desarrollo sobre una fuerte interrelación con el vecino del norte. Obviamente que la situación es mucho más compleja en ese país que en el resto de Latinoamérica, porque no es solamente la situación de un país: hay que añadirle la cuestión de la emigración. Latinoamérica se enfrenta a retos que no van a solucionarse solos y seguramente un acuerdo con Mercosur bien negociado sería útil.

Entonces, ¿dónde están los motores de la economía?

Pienso que todavía debemos arreglar los problemas que vivimos con la crisis. Es decir, se ha evidenciado la existencia de una serie de cuellos de botella. Sin embargo, no hay una reforma para todo: cada país tiene los suyos propios.