La china Huawei vendió 106,6 millones de móviles y elevó su porción del pastel del 5,7 al 7,4%
La china Huawei vendió 106,6 millones de móviles y elevó su porción del pastel del 5,7 al 7,4% - REUTERS

Las marcas chinas de móviles conquistan el mercado mundial por sus bajos precios

Mientras el líder, Samsung, baja ventas; Huawei, Lenovo y Xiaomi ganan cuota de mercado

CORRESPONSAL EN PEKÍNActualizado:

Más rápido de lo que se pensaba, las marcas chinas de teléfonos móviles despejan las dudas sobre su calidad y ganan posiciones. Mientras otros fabricantes con más tradición y prestigio, como Samsung, Sony y Motorola, vieron bajar sus ventas el año pasado, marcas chinas como Huawei, Lenovo y Xiaomi aumentaron su cuota de mercado en todo el mundo al ganarse la confianza del público.

Con casi 325 millones de móviles vendidos, la surcoreana Samsung sigue siendo líder mundial, pero su cuota de mercado bajó del 24,4 al 22,7%. Como los móviles aportan a esta corporación la mitad de sus ingresos, la caída de sus ventas en un 2,69% mermó sus resultados. El año pasado, Samsung obtuvo un beneficio neto de 19 billones de wones (14.300 millones de euros), un 18,53% menos que en 2014.

Apple conservó la segunda plaza mundial y batió nuevos récords de ingresos durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal, que cerró en diciembre. Pero su producto estrella, el iPhone, vendió menos de lo que se esperaba en ese periodo: 74,8 millones de unidades frente a los 75,5 millones previstos. Aunque las ventas amentaron un 47% con respecto al trimestre anterior gracias al iPhone 6, su subida fue solo del 14% sobre el mismo periodo del pasado ejercicio. Se trata del menor incremento desde que el iPhone fue lanzado en 2007, lo que Apple atribuye al debilitamiento del mercado chino y a la caída de las ventas en Japón y América, que fueron del 12 y 4% respectivamente sobre su primer trimestre fiscal de 2015. A pesar de ello, Apple aumentó su cuota mundial del 14,8 al 16,2% al vender 231,5 millones de teléfonos durante todo el año.

En tercer lugar, la china Huawei vendió 106,6 millones de móviles y elevó su porción del pastel del 5,7 al 7,4%. En este sentido, las ventas de sus «smartphones» (teléfonos inteligentes) subieron un 45%. «Hemos aprovechado nuestro liderazgo en tecnología 4G para potenciar nuestra propia marca», explica Álvaro Galán, jefe de Producto en Huawei España, que aumentó sus ventas más de un 70% hasta los dos millones de terminales.

A continuación se situó otro gigante chino de la electrónica, Lenovo, que pasó de copar el 4,6 al 5,2% del mercado y comercializó 74 millones de móviles. Pero las ventas de sus teléfonos Motorola, que le compró a Google hace dos años, cayeron un 20% en el último trimestre.

Siguiendo su auge, Xiaomi, líder en China, se encaramó al quinto puesto con 70,8 millones de móviles vendidos, ampliando así su cuota de mercado del 4,4 al 4,9%. La evolución de esta marca, poco conocida fuera de China, ha sido meteórica, pero sus ventas han estado por debajo de las 100 millones de unidades previstas.Junto a ZTE, que comercializó 56 millones de móviles, estos tres fabricantes chinos están planteando una fuerte competencia a Samsung y Apple.

Sony compensa la caída

Frente a este auge, una marca clásica de la electrónica, como la japonesa Sony, vio bajar hasta un 14,7% sus ingresos por las ventas de «smartphones», pero va camino de cerrar su primer ejercicio con ganancias de los tres últimos años con otros negocios.

Peor le fue a Microsoft. Con el Lumia de Nokia como estandarte, sus móviles sufrieron un batacazo durante el último trimestre del año pasado al vender 27 millones de unidades, casi la mitad menos que en el mismo periodo de 2014: 50,2 millones.¿Cómo han conseguido las marcas chinas plantar cara a estos gigantes? Con móviles de similares características mucho más baratos.