datos

El 92% de los españoles compra algún producto de marcas blancas

El ministro de Agricultura manifestó hoy su preocupación ante el avance de estos productos, que son ya el 43,9% del mercado

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las marcas blancas alcanzan ya un 43,9% del mercado de alimentación (sin contar los productos frescos) según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Datos que, por otra parte, el ministro Airas Cañete calificó como «preocupantes».

«Mi miedo es que una expansión de la marca blanca genere paralización de los procesos de innovación en las marcas tradicionales, que están haciendo grandes apuestas por introducir nuevos productos», dijo Cañete en conferencia de prensa tras la presentación de los datos de consumo de 2011.

Es que las marcas blancas vienen en ascenso. En 2009 representaban un 41,2% del mercado en volumen, con lo que para 2011 subieron 2,7 puntos. Además el 92% de los españoles acostumbran comprar alguno de estos productos, que son ya un 33,8% del mercado en valor. Es que ante el mal momento de la economía, se cuida mucho más cada euro que se gasta. Un 59% de los españoles consideraron que el precio es un factor importante a la hora de comprar un producto; en 2007, antes de que estallara la crisis, el porcentaje era apenas del 34%.

Arias Cañete dijo que, de todas maneras, «la calidad de los alimentos que ofrecen los establecimientos sigue siendo el principal factor para elegirlo». Pero señaló que estos números podrían ir en contra de la innovación y promoción que marcas «prestigiadas en el mercado» están llevando adelante.

Es que la única razón por la que el gasto español en el consumo aumentó, fue por el aumento del precio medio de los alimentos. Según las cifras del ministerio en 2011 se gastaron 67.520 millones de euros, un 0,6% más que en 2010, pero la demanda bajó un 0,7%.

Arias Cañete apostó, así, a «colaboraciones de todos los agentes de la cadena para poner en marcha estrategias de diferenciación y aportación de valores relevantes para el consumidor».