Abertis ha desatado una guerra de opas
Abertis ha desatado una guerra de opas - EFE

ACS: «Abertis es española y seguirá siendo española»

El consejero delgado de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes, confirma que la sede del grupo se mantendrá en Madrid en caso del éxito de la opa

MadridActualizado:

El consejero delegado de Hochtief y de ACS, Marcelino Fernández Verdes, ha subrayado en un encuentro con los medios de comunicación que, según la oferta formulada por la filial germana del grupo español, la empresa de concesiones mantendrá su sede en Madrid en el caso de que prospere la opa que presentó el pasado 18 de octubre. «Abertis es española y continuará siendo española. Lo único que sucederá es que será una filial del grupo Hochtief», ha señalado para indicar a continuación que la firma tendrá su centro de operaciones en la capital española, donde está radicada desde que el pasado 9 de octubre trasladase a esta ciudad su sede social desde Barcelona.

En el folleto de la oferta, que permanece aún a la espera de que lo apruebe la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la germana indicaba que el domicilio social del grupo combinado estaría situado en Essen (Alemania), pero no especificaba la ubicación de la sede del grupo de concesiones. Fernández Verdes sí ha reiterado, no obstante, que la intención de la compañía es que únicamente cotice Hochtief en Bolsa.

El grupo que preside Florentino Pérez presentó el pasado miércoles una contraopa en la que valoraba a Abertis en 18.570 millones de euros, al ofrecer una contraprestación en efectivo de 18,76 euros por cada título de Abertis. Esta oferta supone una mejora del 13,7% frente a la presentada por Atlantia, que había puesto sobre la mesa 16,50 euros por título en el tramo de pago en metálico.

Fernández Verdes destacó los beneficios de la operación para ambas partes, tanto para Abertis como para la filial de ACS. «Desde un punto de vista industrial da a las dos partes una mejora importantísima. No es un proyecto en el que una parte sufre y otra toma. Las dos partes aportarán de manera significativa», ha explicado, para destacar a continuación la complementariedad de su presencia geográfica y de sus modelos de negocio: Hochtief, enfocada en la actividad de licitación y construcción, podrá ir aportando progresivamente activos de autopistas a Abertis, para que sean operados y mantenidos por esta. La generación de valor, con esta fórmula, «se puede multiplicar por tres o por cuatro de manera sostenida», defendió el «número dos» de ACS, quien defendió la opa como un proyecto nacido de su propia voluntad. Se había especulado con la posibilidad de que el Ejecutivo hubiera sugerido a la compañía presentar una oferta alternativa a la de la italiana Atlantia, extremo que ha rechazado tajantemente Fernández Verdes. «No hubo sugerencia o petición, eso es todo novela», ha zanjado.

El consejero delegado de ACS sí ha matizado que, como se expone en el propio texto de la oferta, el grupo «pedirá todas las autorizaciones que sean necesarias para llevar a cabo la oferta». Su postura contrasta con la de la firma controlada por la familia Benetton, que sostiene que su opa no depende del plácet del Gobierno español.

Guiño a La Caixa

Sobre si dispone de margen para elevar su oferta, ante una eventual mejora por parte de la italiana, Fernández Verdes evitó entrar en hipótesis. «Hay que esperar a que la CNMV apruebe nuestra propuesta. Mientras tanto no voy a tener en cuenta ningún comentario que no venga sustentado por nada formal», ha recalcado. Y pese a que definió la opa como una «oferta dirigida a todos los accionistas de Abertis» dedicó un guiño a La Caixa, mayor accionista del grupo de concesiones. «Nosotros fundamos Abertis junto a La Caixa. Hemos estado ocho años sentados en el consejo. Nuestra relación es inmejorable. Me gustaría que La Caixa estuviera dentro de este proyecto, pero deberá decidir lo que resulta mejor para los intereses de sus accionistas».

En cuanto a la financiación, el máximo responsable ejecutivo de Hochtief ha resaltado que, pese a que la estructura final de la financiación de 15.000 millones que trata de reunir JP Morgan como avalista aún no está definida, su negociación se encuentra en una fase muy avanzada. El acuerdo podrá incluir, ha sugerido, «préstamos y bonos de distinta naturaleza», con un tipo de interés estimado para el conjunto de la operación del 2%.

Un 20% de la opa estará financiada, asimismo, con una ampliación de capital del 49,82% de Hochtief, equivalente a 32 millones de acciones. La participación de ACS en su filial germana, ahora superior al 70%, quedará diluida en un porcentaje cercano al 50%, dependiendo del nivel de suscripción entre los accionistas. «No es fácil decir si va a ser el 49% o del 50%. Lo más probable es que quede por debajo del 50%».