Trabajos de montaje de un tramo de línea de Alta Velocidad
Trabajos de montaje de un tramo de línea de Alta Velocidad - Efe
Economía

Madrid y Cataluña, donde más invirtió el Estado durante el último año

Entre las dos acapararon casi la tercera parte de toda la inversión regionalizada del sector público estatal

Actualizado:

Madrid y Cataluña fueron las dos regiones que acapararon más inversiones del Estado en 2017. El año pasado, las inversiones computables de forma regional rozaron los 7.000 millones de euros. De ellos, unos mil millones se ejecutaron en suelo madrileño y algo más de 900 millones de euros en territorio catalán, según se desprende de los registros oficiales del Ministerio de Hacienda que ha recopilado ABC.

Por inversión regionalizada se entiende aquella parte de la inversión pública estatal que corresponde a proyectos que están claramente identificados de forma territorial. El resto son inversiones que no se pueden identificar con regiones en concreto, bien porque afectan a varios territorios sin poder distinguir qué parte concreta se ejecuta en cada uno de ellos, o porque se trata de proyectos de índole general, no identificados geográficamente.

El año pasado, el apartado de «inversión regionalizada» ascendió a unos 6.800 millones de euros, sobre una inversión total ejecutada directamente por el sector público estatal que ascendió a casi 10.300 millones de euros.

De esos 6.800 millones de inversión regionalizada, 1.031 millones de euros recalaron en la Comunidad de Madrid, el 15,1%. Otros 902 millones se ejecutaron en Cataluña (13,2%).

La tercera comunidad autónoma con más peso en la inversión regionalizada del Estado en 2017 fue Castilla y León: acaparó el 11,9%, 809 millones de euros. Tras ella, Andalucía, Galicia y la Comunidad Valenciana.

Andalucía se anotó una inversión pública estatal de 755 millones de euros; en Galicia los proyectos ejecutados por el Estado ascendieron a 661 millones; y en la Comunidad Valenciana fueron 525 millones.

En Castilla-La Mancha ascendió a 436 millones (6,4%); en Aragón alcanzó los 374 millones -el 5,5% de toda la inversión regionalizada del Estado-; y en Murcia fue de 288 millones de euros (4,2%). Al País Vasco fueron a parar 212 millones de inversión pública estatal, el 3,1% de la inversión regionalizada, una tasa significativa si se tiene en cuenta que el privilegiado régimen foral le otorga a su Gobierno autonómico una financiación especial que le permite afrontar elevadas inversiones con medios propios.

El resto de autonomías concentraron, en todos los casos, porcentajes inferiores al 3% de la inversión regionalizada estatal.