En la imagen, Bernard Madoff./ Afp
En la imagen, Bernard Madoff./ Afp

Madoff fue investigado en al menos ocho ocasiones durante los últimos 16 años sin descubrirse la estafa

EFE |
NUEVA YORKActualizado:

La firma de inversión de Bernard Madoff fue investigada al menos en ocho ocasiones en 16 años por los reguladores estadounidenses, debido a las sospechas que despertaba su funcionamiento, según The Wall Street Journal.

El diario publica hoy que la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) siguió la pista de varios correos electrónicos enviados por un fondo de Nueva York en el que se calificaban de "muy inusuales" las prácticas de Bernard L. Madoff Investment Securities.

Madoff se encuentra bajo arresto domiciliario en su casa de Manhattan desde que el pasado 11 de diciembre fuera detenido por agentes del FBI, a los que, según la documentación judicial, él mismo confesó haber creado una pirámide financiera de unos 50.000 millones de dólares, lo que podría suponer la mayor estafa de este tipo jamás descubierta.

Según el diario económico, la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera, organismo que controla las operaciones de todos los corredores de bolsa y agentes de mercado que operan en el país, alertó el año pasado de que algunas partes de la compañía parecían no tener clientes.

Además, la SEC se dirigió directamente al financiero estadounidense en al menos dos ocasiones para hacerle algunas preguntas sobre su negocio. "No obstante, los reguladores nunca estuvieron cerca de descubrir el supuesto esquema Ponzi de 50.000 millones de dólares que los investigadores creen ahora que se inició en la década de los 70", añade The Wall Street Journal.

Investigado desde 1992

La primera de las investigaciones a las que hace referencia el diario es de 1992, cuando la SEC denunció a dos contables de Florida por vender valores sin estar registrados y que generaron rentabilidades del 13 y del 20%. En su momento, la entidad creyó haber descubierto un fraude de 440 millones de dólares, pero finalmente, al no encontrar a inversores que hubieran resultado perjudicados, se determinó que no había fraude. Desde entones, el diario asegura que al menos en otras siete ocasiones se investigaron las actividades de Madoff, pero ninguna autoridad fue capaz de encontrar delito alguno.

Todos estos fallos a la hora de detectar la estafa se estudiarán hoy en una audiencia que tendrá lugar en el Congreso de Estados Unidos. Entre los llamados a declarar destaca el director de la oficina de auditorías de la SEC, David Kotz, quien el mes pasado fue designado por el presidente de la agencia, Christopher Cox, para que investigue el caso.

"Los inspectores de la SEC parecían estar buscando en los lugares adecuados y, aún así, no fueron capaces de desenmascarar la supuesta estafa", asegura el diario, que considera además que el no haber detectado el fraude también es una "vergüenza" para Mary Schapiro, la máxima responsable de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera. Schapiro ha sido propuesta por el presidente electo estadounidense, Barack Obama, como próxima presidenta de la SEC.