Las fundadores de «Lycolé» (de izda a dcha): Mamen González, Gema Correa y Blanca Bravo
Las fundadores de «Lycolé» (de izda a dcha): Mamen González, Gema Correa y Blanca Bravo - LYCOLE

«Lycolé»: la pasión de tres amigas que se convirtió en una marca de cosmética natural

Basada en las propiedades antioxidantes y regeneradoras del licopceno- directamente extraído del tomate- comercializa una gama de 11 productos (cremas faciales, contornos de ojos, bálsamos...) que empiezan a exportar fuera de España

MadridActualizado:

Amigas de toda la vida, las extremeñas Gema Correa, Blanca Bravo y Mamén González quedaron a desayunar en un día de diciembre de hace cinco años, y del hartazgo por la crisis económica, sumado a su afición por la cosmética natural, nació un proyecto: Cosmética Natural de Licopeno, rebautizada como «Lycolé». «Queríamos montar algo las tres juntas entorno a este área que tanto nos gusta a las tres, somos muy distintas pero nos compenetramos», comentan las cofundadores de esta marca pionera en la aplicación a este campo del Licopeno, un potente antioxidante y regenerador natural extraído directamente del tomate. Un pigmento natural que aporta a esta planta su característico color.

En este sentido, Gema Correa era periodista, Blanca Bravo regentaba junto a su hermano una asesoría mientras Mamén González hizo secretariado internacional y trabajaba en una empresa llevando la contabilidad y la relación con los clientes. «Lycolé» debutó en el mercado en diciembre de 2013, con un serum para hombre y mujer, así como un jabón cosmético. «Comenzamos con una sociedad anónoma este sueño y hemos investigado rodeados de los mejores profesionales. Nunca nos hemos permitido perder la ilusión», han apuntado en referencia a los siempre complicados inicios hasta la entrada de su actual socio «Conesa Group».

«Lycolé» ha ampliado su gama de productos, con ocho nuevas referencias: cremas facial y corporal, champú, mascarilla antioxidante, contorno de ojos y de labios, así como bálsamos labial y facial. «Tenemos nuestro propio laboratorio en Badajoz, así como 11 referencias en el mercado y poco a poco vamos entrando en diferentes países», comentan estas emprendedoras quienes definen el momento que vive la firma como de «plena expansión». En este sentido, han recordado que empezaron «en plena crisis» y que ya están recogiendo los frutos de su trabajo. En concreto, aunque prefieren no dar una cifra, si han asegurado que «desde hace unos meses las ventas han empezado a crecer».

Cremas, champú, bálsamos labial y facial, la gama de productos va creciendo
Cremas, champú, bálsamos labial y facial, la gama de productos va creciendo - LYCOLÉ

La alianza con Conesa Group

Uno de los momentos más decisivos en la corta vida de «Lycolé» llegó en 2017. Tras tres años de reinvertir todo lo ganado en desarrollar su nueva empresa - «un sueño hecho realidad», han asegurado- recibieron una inyección de medio millón de euros de sus nuevos socios, la principal compañía europea de procesado y transformación de tomate «Conesa Group». Una firma también extremeña con la que se han lanzado a los mercados internacionales: «Somos muy afortunadas», han asegurado las tres cofundadoras de «Lycolé» quienes reconocen las dificultades de emprender en Extremadura por el déficit de infraestructuras, entre otros factores.

Precisamente de la mano de «Conesa Group», Gema, Blanca y Mamén, ya tienen en su punto de mira a China donde el fabricante de tomate tiene ya una planta, «y el prestigio de una buena imagen», han apuntado las tres empresarias.

La marca de cosméticos posee su propio laboratorio en Badajoz
La marca de cosméticos posee su propio laboratorio en Badajoz - LYCOLÉ

Comercialización

Con el objetivo de «poner guapos a todo el mundo», la marca «Lycolé» ya se comercializa en España en El Corte Inglés y en algunas parafarmacias de Carrefour, entre otros establecimientos. En esta línea, ha destacado que «el boom de la cosmética natural es una realidad en Europa: la gente se preocupa cada vez más por lo que se ponen en la piel», han comentado Gema, Blanca y Mamen quienes aseguran que buscan diferenciarse por la calidad Además de encontrarse sumergidas en plena internacionalización, vendiendo sus productos a países como Alemania, Chile donde ya han cerrado contrato con un distribuidor local a la espera de complementar los últimos trámites burocráticos, Dubai y Emiratos Árabes Unidos (EAU). De igual modo, han retomado las negociaciones en Brasil tras «el parón político» por las elecciones, así como cerrando los últimos flecos para introducirse en el mercado chileno, y esperan empezar pronto a vender en la vecina Portugal.

Al hilo de lo anterior, las tres empresarias han mencionado los fuertes controles a los que está sometida una actividad como la suya, especialmente en España por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Preguntadas por las posibles diferencias entre mercados tan diversos como el alemán o el chileno, estas emprendedoras han coincidido en señalar que «los chicos también se cuidan». Por ejemplo, en el caso de Alemania, han destacado que se valora más que sean productos naturales que su precio mientras que los hombres chilenos «son menos coquetos de lo que acostumbran a ser los del país germano». En cualquier caso, han glosado en general la potencialidad de toda Iberoamérica.