ABCLuis Martín de Bustamante

Luis Martín de Bustamante reclama a Telefónica el seguro de responsabilidad civil como administrador

El ex consejero de Telefónica, Luis Martín de Bustamante, quiere que su antigua compañía le asegure cobertura legal ante un eventual problema con la Justicia argentina. Bustamante ha emprendido los trámites jurídicos para conseguir que Teléfonica le ampare con el seguro de responsabilidad civil como antiguo administrador de la compañía.

MADRID. Joé A. Navas, A. Polo
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Luis Martín de Bustamante no quiere verse solo en sus actuales problemas legales, una vez que su nombre y dos apellidos han aparecido en la lista de presuntos implicados en lavado de dinero negro a través de Telefónica Argentina, empresa de la que llegó a ser presidente.

Bustamante, que fue consejero de Telefónica durante la última etapa de Juan Villalonga al frente de la compañía, fue cesado por César Alierta nada más llegar éste a la presidencia de Telefónica. Bustamante participa actualmente en un fondo de capital riesgo orientado al mercado de Internet denominado AvanzaInternet Ventures.

El ex consejero de la operadora quiere asegurarse cuanto antes la cobertura legal ante un desenlace negativo de su periplo argentino, para lo cual ha recurrido a un prestigioso bufete de abogados con el fin de que sirva de intermediario a la hora de reclamar a Telefónica el seguro de responsabilidad civil como administrador. Este tipo de seguros cubre estrictamente la responsabilidad civil de los consejeros y puede ser de varias clases atendiendo al nivel de cobertura que garantiza. En el caso de Bustamante, el seguro de Telefónica se extiende a todos los eventuales riesgos derivados del momento en que el ex consejero ocupó dicho cargo en la compañía. En definitiva, Telefónica deberá respaldar la reclamación de Bustamante o, en su defecto, personarse directamente como parte afectada en la eventual causa que puede emprenderse contra su antiguo directivo y administrador.

De acuerdo con la investigación parlamentaria que actualmente se está llevando a cabo en Argentina, la filial de Telefónica en este país participó en operaciones de lavado de dinero negro cifradas en 5,7 millones de dólares. De esta cantidad, dos millones de dólares corresponden al abono de un estudio sobre las telecomunicaciones en Iberoamérica y otros 2,9 se refieren al «asesoramiento en el programa de propiedad participada», que tenía por objetivo la colocación de acciones de Telefónica en Argentina, en tanto que los 800.000 dólares restantes están vinculados con un estudio sobre las tarifas telefónicas en el país.

Los parlamentarios que investigan el lavado de dinero negro en Argentina, Elisa Carrió y Gustavo Gutiérrez, estiman que Telefónica Argentina realizó pagos destinados a sobornar a políticos y jueces con el fin de conseguir favores oficiales, tales como la aprobación de subidas de tarifas o la prórroga de importantes contratos comerciales. Los pagos se efectuaron a través del Federal Bank Limited, filial del Banco República, propiedad de Raúl Moneta, conocido en Argentina como el «banquero de Menem». Moneta se encuentra actualmente procesado y prófugo de la Justicia argentina.

El circuito preferido para blanquear dinero siempre era el mismo. El Federal Bank Limited transfería los fondos a la sede neoyorquina del Citibank desde donde eran trasvasados al Banco República. Una vez que el dinero llegaba al banco de Moneta en Argentina, éste utilizaba los recursos para financiar inversiones del Citicorp Equity Investment (CEI). Esta úlima entidad, CEI, que también llegó a ser presidida por Moneta, era la propietaria de Cointel que, a su vez, compartía al 50 por ciento con Telefónica la propiedad de Telefónica Argentina. De ahí las relaciones de Bustamante con Moneta y con otros directivos del CEI, en compañía de los cuales adquirió participaciones en diversas sociedades de medios de comunicación.

Cabe señalar también que CEI, constituido en 1992, resultó claramente favorecido en el proceso de privatizaciones puesto en marcha por el ex presidente argentino Carlos Menem.

A su vez, Citibank estaba presidido por John Reed en aquellos años a los que se refiere la investigación parlamentaria. Reed cesó posteriormente en su cargo y fue designado entonces vicepresidente de Telefónica Internacional con el respaldo de Bustamante y, por supuesto, de Villalonga.

El informe de los parlamentarios argentinos hace alusión también al alquiler de pisos efectuado por Telefónica de Argentina y su filial Advance Comunicaciones en el moderno edificio «Tucumán», construido precisamente por Moneta en el centro de Buenos Aires.

BT VENDE PATRIMONIO INMOBILIARIO

British Telcom (BT) ha vendido parte de su patriomonio inmobiliario dentro de su estrategia de saneamiento financiero y reducción de deuda. Los inmuebles vendidos, por valor de 622.735 millones de pesetas, han sido adquiridos por el holding Teleral, sociedad formada por Land Securities Trillium y William Pears.