De Lotería a turrones: las empresas que adelantan la Navidad a agosto

Distintas compañías españolas comienzan preparar sus campañas invernales a finales de verano

ABC
MadridActualizado:

Son muchas las empresas que cierran durante los meses de calor o que terminan el verano en estado de letargo con la actividad reducida. Aquellas que tienen en sus objetivos hacer una campaña de Navidad potente, sin embargo, comienzan ahora a preparar su producción. No solo los productos típicos como turrones y mazapanes, sino jugueterías, perfumerías y tiendas de moda, entre otros sectores, preparan ya la época navideña.

Algo parecido ocurre con las campañas de publicidad de las empresas. Tal y como informa Agenciasdecomunicación.org, no solo las grandes empresas comienzan a preparar sus planes de comunicación durante el verano. También las pymes, startups y emprendedores deben comenzar a preparar sus campañas o catálogos para que todo esté a punto a comienzos de la temporada navideña y no quedarse fuera de los medios de comunicación.

De este modo vemos como anuncios típicos de las navidades como el anuncio de Loterías y Apuestas del Estado para el Gordo de Navidad se graba en este periodo o las tiendas de moda comienzan a elegir sus colecciones y diseñar sus catálogos.

«Las empresas y marcas tienen la necesidad y obligación de adelantarse a los consumidores… para que estos tengan en diciembre el producto en la tienda o la idea del regalo en su mente, la compañía tendrá que haber hecho un trabajo previo», explica Raquel Coba, directora de Agenciasdecomunicacion.org, que ve fundamental contar con una estrategia definida a estas alturas.

Esta tendencia, patente durante los últimos años, se ha visto reforzada por los nuevos hábitos de los consumidores. Eventos como el «Black Friday» o el «Cibermonday» han ampliado las compras navideñas. Y las compañías textiles responden a este cambio adelantando sus procesos. La fast-fashion ha provocado que en los escaparates de muchos establecimientos ya se puedan ver colecciones para invierno.

A ello se suma que productos tradicionalmente estacionales han dejado de serlo. Es el caso del turrón. Si bien se consume fundamentalmente en invierno, también está encontrando un hueco en época estival. Las fábricas, por ambos, se encuentran a pleno rendimiento durante este mes de agosto.