ABC

La llegada de turistas británicos bajaría un 15% si hay un Brexit duro

Los hoteleros prevén que la ocupación en Semana Santa aumente un 10% gracias a la demanda nacional

MadridActualizado:

La llegada de turistas británicos a nuestro país descendería un 15% con respecto al año pasado si se produce un Brexit duro. Esta es la estimación de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), la cual supondría un descenso de casi 3 millones de turistas británicos en un contexto donde el turismo en España marca records tanto de llegadas de turistas internacionales como de gasto turístico. Unas estadísticas donde el país británico tiene un papel muy importante, ya que es el principal país emisor de turistas de nuestro país. El año pasado fueron 18 millones los británicos que visitaron España.

Mientras el Parlamento británico decide un acuerdo sobre el Brexit, al que Bruselas ha puesto como fecha límite el próximo 12 de abril si quieren una nueva prórroga, el atractivo de España para el turista británico sigue estando activo, ya que durante los dos primeros meses del año la afluencia de británicos aumentó en más de un 3%. Una tendencia que seguirá en el futuro si no hay contratiempos, ya que según el presidente de Cehat, Juan Molas, los ciudadanos británicos están reservando con varios meses de antelación su visita a España. «Los británicos están siendo previsores con sus reservas por si la libra se deprecia». En concreto, se prevé que en las zonas de de la Costa del Sol y la Costa Brava crezca la presencia de británicos durante este verano. Sin embargo, las reservas han caído tanto en Canarias como en Baleares, en esta última región condicionada sobre todo por la ecotasa que tiene impuesta el Gobierno balear.

Una salida sin acuerdo del Reino Unido es una de las mayores incertudumbres que planea sobre el sector turístico español. «Sigue siendo un quebradero de cabeza para todas las instituciones. Ya no sabemos qué hacer ni a quién acudir. Nadie sabe darnos una respuesta sobre lo que va a ocurrir con el Reino Unido, mientras que a medida que avanzan los días gana enteros una salida sin acuerdo», explicó ayer el secretario general de Cehat, Ramón Estalella.

Además, otra de las preocupaciones del sector turístico es continuar siendo atractivo para los otros principales países emisores de turistas, es decir, Francia y Alemania, cuya demanda, sobre todo en el país germano, está girando hacia los mercados competidores de España, como Turquía, Túnez y Egipto. «La recuperación de estos países es un hecho», afirmó Molas. De hecho, se espera que las visitas al país otomano crezcan en un 30% este año, gracias sobre todo a la agresiva oferta de precios que está realizando.

Una Semana Santa positiva

Por otra parte, en cuanto a los datos del sector en la Semana Santa, la industria hotelera prevé que la ocupación aumente en un 10%, aunque el 40% de los españoles dependen de la climatología para organizar sus planes. En concreto, se espera que la ocupación alcance un 60% de domingo a jueves y que esta llegue hasta un 87% desde ese día hasta el final de la semana. Gran parte de culpa de estos datos la tendrá el turismo nacional, que gracias a la mejor capacidad económica de las familias se espera que un aumento de los viajes por país.

Unos buenos datos que se espera que continúen durante el resto de la primavera. Las previsiones del sector son las de igualar los datos de 2018, el «mejor año de la historia». Sin embargo, alertan de una bajada de la rentabilidad hotelera, ya que al alza de gastos que están sufriendo se espera que en algunas zonas de España los hoteles bajen de precio en mayo y junio por la falta de ocupación debido a la falta de demanda en esos meses.