Claus Grande, CEO de Lidl
Claus Grande, CEO de Lidl - LIDL

Lidl eliminará las bolsas de plástico de todas sus tiendas en España durante este año

Una media que afectará a las 550 tiendas de la enseña germana, y que busca fomentar alternativas más sostenibles como la bolsa de rafia, «la alternativa más sostenible y que permite una mayor reutilización», según sostienen desde la distribuidora

ABC
MadridActualizado:

Lidl ha tomado la decisióin de eliminar las bolsas de plástico de todas sus tiendas en España y apostar por alternativas más sostenibles como la reutilización de las bolsas, ha anunciado la distribuidora en un comunicado. Una media que afectará a las 550 tiendas que posee la enseña germana en todo el país a lo largo de 2018.

La compañía ha recordado que en España se consumen cerca de 7.000 millones de bolsas de plástico anuales y que sólo se reciclan el 10%. «Cada una de ellas tiene un uso medio de 12 minutos, pero tardan entre 100 y 500 años en descomponerse», han señalado fuentes de Lidl citando datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En este sentido, en su nota Lidl ha asegurado que llevan tiempo probando alternativas más sostenibles para transportar la compra a casa. Como ejemplo han citado la introducción en 2010, de la bolsa de rafia en su surtido, así como que desde septiembre de 2017 se han comenzado aprobar bolsas de papel de origen sotenible. Lo que se ofrece desde comienzos de este año en todos sus establecimientos.

Desde Lidel han apuntado que la media está «avalada por sus clientes» y citan un estudio realizado recientemente, en el que más del 90% de quienes compran en Lidl quieren prescindir de estas y optar por alternativas más respetuosas con el medio ambiente.

Sobre el impacto de esta medida, desde Lidl, han estimado que la compañía sacará de circulación 100 millones de bolsas anuales y que esto supondrá un ahorro de 1.300 toneladas de plástico, «el equivalente a la superficie de 2.500 campos de fútbol». Blanco sobre negro, en cifras supone dejar de ingresar 1,5 millones de euros cada año.

«Compromiso medioambiental»

En palabras de Claus Grande, CEO de Lidl en España, la distribuidora se esfuerza «desde hace tiempo en liderar el cambio hacia un modelo de negocio más sostenible con nuestro entorno». En este sentido, Grande ha constatado el carácter contaminante de las bolsas de plástico. «La decisión de dejar de vender bolsas de plástico forma parte nuestro compromiso medioambiental y nuestra voluntad de generar valor», ha justificado el máximo responsable de la enseña alemana que ha añadido que ahora el objetivo es fomentar la reutilización de las bolsas.

Para lo que ha anunciado que la distribuidora va a centrarse en fomentar el uso de la bolsa de rafia, «la alternativa más sostenible y que permite una mayor reutilización». Como primera medida, Lidl ha reducido su precio a 0,5 euros.

Como ha recordado, fuentes de la distribuidora, la eliminación de las bolsas de plástico ya se está aplicando en las Islas Baleares desde ayer.