El laudo de Iberia reduce el sueldo de los nuevos pilotos un 40% para hacer frente a las «low cost»
Colas en los mostradores de facturación de la T4 - efe

El laudo de Iberia reduce el sueldo de los nuevos pilotos un 40% para hacer frente a las «low cost»

Pasarán a cobrar entre 28.000 y 34.000 euros y contarán con un tope salarial durante 14 años de 78.400 euros

madrid Actualizado:

El segundo laudo dictado por Jaime Montalvo, el árbitro designado por el Gobierno para poner fin al enfrentamiento entre la compañía y los pilotos, supondrá una rebaja significativa de la escala salarial de este colectivo. Las nuevas incorporaciones pasarán a cobrar entre 28.000 y 38.000 euros, un 40% de media menos que ganaban en la compañía matriz.

Este ajuste tiene como objetivo atender una de las principales reclamaciones de la aerolínea: que las rutas de corto y medio radio dispongan de costes competitivos frente a compañías como Ryanair o Easyjet. Aunque, como contrapartida, Montalvo mantiene la unidad de las plantillas de Iberia e Iberia Express, la filial «low cost» que motivó el conflicto a finales del año pasado. «La realidad de las líneas aéreas que concurren con Iberia, particularmente las de características y ámbitos geográficos más próximos, viene imponiendo el establecimiento y puesta en marcha de empresas o actividades que en buena medida se han de desenvolver en los espacios comerciales del "low cost"».

El texto, que ya se encuentra a disposición de las partes y del Ministerio de Fomento, también establece un tope salarial durante un periodo de 14 años de 78.408 euros anuales. El resto de niveles retributivos también sufrirán ajustes, según los datos recogidos en un estudio de la consultora Deloitte solicitado por la propia Iberia Express. Así, el nivel más alto (146.128 euros) se rebajará hasta los 91.803 euros. En el caso de los copilotos recién contratados el recorte será incluso mayor y alcanzará en algunos casos porcentajes superiores al 50%, al pasar de 88.906 a 34.000 euros.

No a las huelgas

El laudo, que Montalvo define como un «lugar de partida, no de llegada», también incluye medidas de ajuste y flexibilidad. En este sentido, se reducirán a 35 minutos los tiempos de escalas, se congelarán los días libres por recuperación de días trabajados y la empresa contará con un margen de tres días para notificar una programación a los pilotos tras una baja por enfermedad o accidente.

Montalvo vuelve a realizar un llamamiento a la negociación y solicita a los pilotos que no acudan a las movilizaciones. El árbitro recomienda a Sepla (el sindicato de pilotos) que «durante la vigencia del mismo busque en los procedimientos negociales y de resolución "pacífica" de conflictos» en vez de emplear «el, sin duda legítimo, ejercicio del derecho de huelga».