Inditex cuenta con 18 fábricas en España, dedicadas a la confección de ropaJaime García

José María Castellano: «Zara tiene uno de los ratios de rentabilidad más altos del sector de distribución de moda»

Los números hablan por sí mismos: 1.100 tiendas en 33 países de todo el mundo, 24.000 empleados, 61.369 millones de pesetas de beneficios brutos en el pasado año. La clave de todo esto es el llamado «modelo Zara», un sistema de fabricación, distribución y venta de moda que ha revolucionado este sector en todo el mundo. Y ahora sale a Bolsa.

MADRID. Maribel Núñez
Actualizado:

¿Qué espera Inditex de la Oferta Pública de Venta (OPV) que va a poner en marcha a finales de mes?

-La empresa no sale a Bolsa para buscar financiación, sino para garantizar la continuidad de la empresa en el futuro, ya que en la actualidad el ratio de endeudamiento es tan sólo del 5 por ciento, por debajo de la media del sector. La clave es que la compañía se ha profesionalizado y la salida a Bolsa es para contrastar ese nivel de calidad y de gestión en el mercado.

-¿Cuál es la valoración de la compañía?

-La horquilla en la que saldrá a Bolsa la acción de Inditex estará entre 13,5 y 14,9 euros por acción, lo que sitúa el valor de la empresa entre 1,4 y 1,5 billones de pesetas. A Bolsa saldrá el 26,09 por ciento del capital.

-¿Cuál será la composición accionarial de la empresa tras su salida a Bolsa?

-Amancio Ortega, el presidente y fundador, tendrá el 60 por ciento, su ex mujer seguirá con otro 7 por ciento, y el restante 7 por ciento estará en manos también de la familia y de pequeños accionistas.

-¿Para cuándo está prevista la salida a Bolsa y qué plazos tendrán lo inversores minoristas para comprar títulos?

-Nos estrenaremos el 23 de mayo. El tramo para los minoristas en España comenzará el 7 de mayo hasta el 14 de mayo. El precio definitivo de lo títulos se fijará el día 21 de mayo.

-¿Cuál ha sido la evolución de la compañía en el primer trimestre del año?

-En este momento la CNMV no nos permite facilitar este tipo de información, pero sí podemos decir que ha evolucionado de acuerdo con el presupuesto, es decir, con las previsiones.

CRECER FUERA

-¿Cuáles serán los pilares de la estrategia de Inditex para los próximos años?

-Lo fundamental para nosotros es seguir creciendo, fuera y dentro de España, con nuestras cinco marcas de bandera aunque, sin lugar a dudas, Zara seguirá siendo nuestro buque insignia, ya que representa el 78 por ciento de las ventas totales del Grupo Inditex. A estas cinco marcas, no obstante, se le añadirá una sexta, Oysho, dedicada a la fabricación y venta de ropa interior. Cada una de estas marcas funciona de manera independiente y tiene su propia estrategia en materia comercial, de diseño de ropa de y de tiendas. En definitiva, tenemos equipos que gestionan compañías autónomas, con lo cual se minimizan los riesgos que pueda haber en la gestión de cada una de estas empresas, siempre partiendo de la experiencia que adquieren previamente los equipos de Zara en cada uno de los países en los que desembarca. En cualquier caso, las ventas en el exterior representan el 52 por ciento de las ventas totales.

-¿Con quién quiere competir Inditex, o lo que es lo mismo, a dónde quiere llegar?

-En la actualidad nuestro grupo es el segundo por cifra de ventas de la Unión Europea, por detrás de la sueca H&M, recientemente llegada a España y, desde luego, aspiramos a competir con todos los que vendan ropa, dentro y fuera de la Unión Europea para llegar a ser una compañía de referencia en el mundo de la distribución de la moda en toda Europa. Aunque por rentabilidad, tenemos uno de los ratios más altos del sector. De todos modos, es difícil saber exactamente la posición que ocupamos en el ránking ya que, por ejemplo, los grandes almacenes no desagregan las ventas que realizan en textil y está claro que El Corte Inglés, por ejemplo, vende más ropa que nosotros, pero cuando vas a Inglaterra y te comparas con Marks & Spencer tampoco lo sabes. En cuanto a las perspectivas, estamos creciendo más rápido que nuestro más directo competidor, H&M.

-¿Cuál es la principal garantía que ofrece Inditex para los inversores?

- Es difícil de encontrar una sola, pero el camino de la empresa ha estado marcado desde luego por la buena gestión y los buenos resultados, fruto de la gestión realizada por los 24.000 empleados y confiamos en que la tónica siga así en el futuro.

MOVIMIENTOS EN EL SECTOR

-El sector de la moda ha estado más de moda, si cabe, en las últimas semanas por la Oferta Pública de Adquisición (OPA) hostil fallida lanzada por Cortefiel sobre Adolfo Domínguez. ¿Podrá entrar Inditex en este segmento de clientela medio-alto a través de una hipotética compra, por ejemplo de Adolfo Domínguez o de otra empresa de características similares?

-Nosotros, como dijimos ya antes de que Cortefiel lanzara la OPA sobre Adolfo Domínguez, no estábamos interesados y seguimos sin estarlo. Y, en cuanto a los segmentos de clientela, tenemos un abanico que abarca prácticamente a todo el público español y nadie, ni por razones de edad ni de condición socioeconómica, nos deja de comprar a nosotros. Y, lo más importante, nosotros tenemos mucho por hacer en nuestros formatos y conceptos, en los cinco actuales más el sexto que he comentado antes, que se dedicará a la ropa interior tanto de mujer como de hombre.

-Por tanto, descarta la entrada en este tipo de segmento medio-alto?

-Hombre, nunca se puede decir de esta agua no beberé. Evidentemente a nuestra compañía le faltan muchas cosas por hacer, entre ellas está el segmento alto, pero ahora no lo vamo a hacer.

-Una de las claves del éxito del llamado «modelo Zara», según algunos analistas, ha sido la integración de todos los procesos productivos dentro de la empresa: diseño, fabricación y distribución. ¿Está de acuerdo con este análisis?

-Efectivamente, el grupo tiene 18 fábricas dedicadas a la confección, todas en España con dos cabeceras del grupo, una en Galicia y otra en Cataluña, aunque es más importante la gallega. Nuestras fábricas lo que hacen es cortar la materia prima y acabar el producto con todo el tema del planchado. El cosido se realiza en talleres externos que fabrican para nosotros, y éstos están fundamentalmente en Galicia, aunque tenemos alguno también en Portugal. Es decir, la compañía está toda integrada, desde la compra de la materia prima hasta la red de distribución, y esto nos permite mucha flexibilidad y capacidad para cambiar con mucha agilidad los productos, es decir, lanzamos colecciones más cortas y las vamos ajustando al mercado en función de la demanda.

-En cuanto a la expansión internacional del grupo, ¿qué país es el que ha tenido mejor comportamiento para Zara?

-Empezamos nuestra aventura exterior en 1988 en Portugal y en 1989 en Francia, por razones de proximidad, aunque en el país galo hemos crecido más, ya que a 31 de enero de este año contábamos con 63 tiendas, de las que 27 están en París. A partir de Francia hemos ido subiendo hacia el norte: Bélgica, Holanda, Alemania, Inglaterra, Austria, dentro de Europa.

-¿Y los países del este de Europa?

-Tenemos una franquicia en Polonia. Son países grandes pero con un poder adquisitivo bajo y una protección arancelaria importante para la entrada de productos. El producto de Europa occidental es todavía caro allí. Estamos abriendo algunas tiendas pero no tenemos una red estructurada, a diferencia de lo que sucede por ejemplo en Alemania, que consume el 38 por ciento de ropa de toda Europa con sus cerca 90 millones de habitantes.

-En cuanto al sistema de expansión, ¿qué porcentaje de la red de tiendas es en propiedad y qué porcentaje en alquiler?

-Las franquicias las abrimos en países que son relativamente pequeños, como Andorra por ejemplo, y en aquellos que tienen un alto riesgo económico de gestión como en Oriente Medio. Las franquicias en Zara representan el 10 por ciento de la compañía. En cambio, en donde tenemos red propia están la parte de las tiendas, que son en propiedad, y otra en alquiler. En propiedad tenemos el 27 por ciento de la superficie de ventas de la compañía, y el resto son locales alquilados.