Jordi Pelegrí: «Los ‘‘cobots’’ permiten a las pymes ser igual de competitivas que las grandes empresas»

El organizador del congreso «WeAreCobots» y director general de Universal Robots para España y Portugal anima a cerrar la brecha entre personas y máquinas y democratizar la automatización

MadridActualizado:

Jordi Pelegrí es director general de Universal Robots para España y Portugal. Su empresa se enorgullece de haber organizado el congreso «WeAreCobots», en el marco de la Global Robot Expo. Con ella, buscan comunicar más y mejor las bondades de los «cobots», los grandes desconocidos de la robótica pero que, en realidad, son los que están más al alcance y en relación con los humanos. Desde el recinto de Ifema, en Madrid, atiende a ABC.

¿Qué son los «cobots»?

Hay conceptos que en la industria son habituales pero es muy importante que lleguen al público en general. Los «cobots» vienen a ser robots industriales pero en una parte más aplicativa. Se traduce en que una persona con mínimos conocimientos pueda utilizar la tecnología. Se trata de democratizar el uso de la robótica en entornos industriales. Hasta este momento estaba muy focalizada en la industria del automóvil, pero ahora, con la llegada de los «cobots», por su facilidad de uso y la interacción con las personas, es más sencillo de implantar. Si queremos mejorar los procesos productivos es fundamental tener en cuenta que la mayoría de empresas en España son pymes.

¿Se logrará llegar a las pymes que hoy día no tienen los recursos o los conocimientos para usar robots?

Seguro. Hoy en cualquier casa hay un ordenador y no necesitas ningún conocimiento informático prácticamente. Las primeras industrias que lo han usado han sido las que ya tenían el conocimiento; en automoción está muy consolidado. Hay muchas empresas que no fabrican siempre el mismo producto. La gracia de los robots es que, gracias a su facilidad de uso, las empresas que estaban limitadas también pueden acceder a estas innovaciones. Si soy una gran compañía de alimentación y fabrico un producto que se vende masivamente en los supermercados, lo tendría todo automatizado. ¿Pero qué pasa con las pymes que no tienen tiradas tan grandes? No accedían a esa tecnología, pero los «cobots» les permiten ser igual de competitivos que las grandes.

¿Considera el actual despliegue de los robots como una nueva revolución industrial?

Llevamos diez años con la Cuarta Revolución Industrial. Es una revolución en cuanto que se habla cada vez más de industria conectada, en la que hablamos de la conexión entre máquinas. La colaboración máquina-persona es para nosotros la gran revolución; hay que cerrar la brecha entre las máquinas y las personas. Los seres humanos nos tenemos que dedicar a lo que aporta valor añadido, tareas cognitivas.

Respecto a los costes, ¿están al alcance de todos?

Sí. La rentabilidad de los equipos depende mucho del uso que le des. Si tienes un equipo que solo vale para una cosa o solo lo usas una hora al día, no es rentable. Si ese equipo lo usas en varias tareas, la rentabilidad aumenta. Obviamente, en la pequeña industria estamos lanzando iniciativas de financiación para que puedan acceder; y también formaciones. Vemos una consolidación de la robótica colaborativa.

¿Hay mercado en España para ello?

Estamos en la consolidación.

Entonces, ¿qué viene ahora?

A nivel global tenemos 35.000 equipos y España es uno de los países punteros en los que estamos introduciendo la tecnología. Ahora viene esa transformación hacia la facilidad y flexibilidad en el uso de los robots. Habrá una reconversión de puestos de trabajo. Vemos que hay que poner todas las facilidades posibles para que las empresas tengan acceso a la formación.

Que le pierdan el miedo, quiere decir.

Al final es conocimiento. Y en eso hay una brecha. También queremos liderar en cuanto a la administración pública, de introducirlo en los centros de formación en la formación profesional. No hemos sabido hacer entre todos estos ciclos lo suficientemente atractivos para los estudiantes. Hay dos derivadas: una, que seguramente como sociedad tenemos la necesidad de hacer más visible eso. Esta gente que estudia estos ciclos, al día siguiente tienen trabajo porque hay una alta demanda. Tenemos que potenciarlo. Hay otra vertiente que, a nivel de Universal Robots, queremos impulsar junto a la administración, que es lanzar kits de formación para que todos los centros de formación profesional se puedan equipar con este tipo de tecnologías.