Una imagen para la historia: Mario Draghi, presidente del BCE (dcha) junto a la expresidente de la Fed, Janet Yellen (centro) y su homólogo japonés, Haruhiko Kuroda (izda)
Una imagen para la historia: Mario Draghi, presidente del BCE (dcha) junto a la expresidente de la Fed, Janet Yellen (centro) y su homólogo japonés, Haruhiko Kuroda (izda) - AFP

De Jackson Hole a Davos: los paisajes que «inspiran» las decisiones de la élite económica mundial

Alejados del mundanal ruido, banqueros centrales y autoridades políticas se retiran a un parque natural protegido de Wyoming (Estados Unidos) o una aislada estación de esquí suiza para diseñar sus próximos pasos

MadridActualizado:

Este último fin de semana se clausuraba el tradicional simposio organizado por la Reserva Federal de Kansas en Jackson Hole (Wyoming, Estados Unidos), en un alojamiento - el Jackson Lake Lodge- inmerso en un parque nacional rodeado de un entorno natural envidiable. Sin spa, gimnasio o salón, los principales banqueros centrales se han reunido cada final de agosto desde 1982- aunque las primeras conferencias se organizaron en un hotel de Kansas City en 1978 - para debatir de cuestiones como la inflación, el mercado laboral o las implicaciones de la política monetaria. Por ejemplo, el año pasado participaron el presidente del BCE, Mario Draghi, junto a la expresidenta de la Fed, Janet Yellen y el máximo dirigente del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, entre otros.

También han pasado por este complejo hotelero el también expresidente de la FED Alan Greenspan. O en 1990, recién caído el Muro de Berlín, se dieron cita por primera vez representanes de bancos centrales del este de Europa y de la extinta URSS con sus homólogos occidentales. Otra ilustre cabeza visible del banco central estadounidense durante más de dos décadas.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome . H. Powell (dcha) junto a la presidenta de la Reserva Federal de Kansas (izda) Esther George y su homólogo de Nueva York, John Williams
El presidente de la Reserva Federal, Jerome . H. Powell (dcha) junto a la presidenta de la Reserva Federal de Kansas (izda) Esther George y su homólogo de Nueva York, John Williams - REUTERS

Huyendo del calor de Washington

En esta edición, el principal interés estaba en el estreno del nuevo patrón de la Reserva Federal nombrado por Trump, Jerome. H. Powell. Ante la ausencia de otras rutilantes estrellas, el gobernador del Banco de Canadá Stephen S.Poloz ha sido el principal invitado extranjero en un año muy descafeinado. Como curiosidad, el complejo en el que hemos podido ver a Powell vistiendo un atuendo más informal, permanece abierto al público durante estos días. En las cuatro décadas de existencia han participado representantes de bancos centrales de más de 40 países y hasta 370 contribuyentes entre académicos o moderadores.

Otra curiosidad, aunque la Reserva Federal de Kansas es quien cubre todos los gastos los participantes deben pagar una entrada incluso los periodistas acreditados. Además, cualquier actividad o gasto extra al margen del simposio corresponderá al interesado. Y , ¿por qué Jackson Hole? En «In Late August», un libro conmemorativo editado por la propia organización en 2013, se cuenta que la fijación definitiva del simposio en el Jackson Lake Lodge se debe al entonces presidente de la Fed (1979-1987) y posterior asesor de Obama, Paul Volker. El verano de 1982 fue muy caluroso y húmedo en Washington, demasiado quizás para enfrentarse al monstruo de la inflación que atenazaba a la economía estadounidense. Un viaje a los más templados parajes de Wyoming prometía algo de paz y pesca, una de sus grandes aficiones.

Harry Dexter White (izda) y John Maynard Keynes, «padres» del FMI y el Banco Mundial
Harry Dexter White (izda) y John Maynard Keynes, «padres» del FMI y el Banco Mundial - ARCHIVO FMI

El precedente histórico: Bretton Woods

El gusto por aislarse en hermosos parajes tiene uno de sus precedentes contemporáneos más relevantes en la Convención de Bretton Woods (1944), en la que se diseñó el sistema financiero internacional posterior a la Segunda Guerra Mundial con el dólar como moneda de referencia, y de la que nacieron dos instituciones muy conocidas: el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Como recuerda el editor y economista estadounidense Benn Steil en «La Batalla de Bretton Woods», el Hotel Mount Washington - que acogió esta importante conferencia- se encontraba en medio de una cadena de montañas bajas en el Parque Nacional White Mountain en el estado de New Hampshire. Desde las ventanas de este establecimiento de estilo renacentista español, construido en 1902 con el capital de un magnate del carbón y el ferrocarril, se podía ver el Monte Washington que pasaba por ser el pico más alto de Nueva Inglaterra.

No faltaban tampoco las leyendas que lo describían como un lugar lleno de fantasmas. En 1944, en palabras de Steil, «el Mount Washington estaba a punto de convertirse él mismo en un fantasma» cuando Bretton Woods le devolvió a la vida alojando durante varias semanas a más de 700 delegados de 44 países. Entre todos ellos, descollaba el líder de la representación británica le veterano John Maynard Keynes(moriría dos años después) y el alto cargo del Departamento del Tesoro estadounidense, Harry Dexter White. Este último terminó su vida acusado de espionaje para los soviéticos.

El Mount Washington tenía forma de Y, con 400 habitaciones y una amplia fachada de un estuco blanco pulido con torretas de techo rojo sobre torres octogonales de cinco pisos. En su interior destacaban lujos como una piscina cubierta, varias tiendas, una oficina de correos, una peluquería, dos salas de cine, una bolera y, curiosamente, «un teletipo con infomación continua sobre cotizaciones bursátiles», comenta Steil. De igual modo, su sofisticada terraza interior decorada acristalada tampoco dejaba indiferente a los participantes en esta cumbre.

Fachada del Hotel Mount Washington, sede de la Convención de Bretton Woods
Fachada del Hotel Mount Washington, sede de la Convención de Bretton Woods - ABC

¿Por qué se eligió un lugar tan remoto para una cita internacional tan trascendental? Razones de política interior de los Estados Unidos: Bretton Woods era el estado del senador republicano Charles Tobey, quien en pocos meses se enfrentaba a unas decisivas primarias, y cuyo voto en el Senado era decisivo para aprobar los acuerdos que salieran de esta convención. Quid pro quo.