EFE

Italia y España: caminos paralelos ante los recelos de los mercados y de Bruselas

Las primas de riesgo española e italiana se sitúan entorno a los 125 puntos y los 300 puntos, respectivamente impulsadas por las últimas decisiones de la Comisión Europea sobre los proyectos presupuestarios

MadridActualizado:

Las primas de riesgo española e italiana vienen recorriendo un camino paralelo en las últimas jornadas en los mercados de deuda, al alimón de las dudas que generan en las autoridades europeassus respectivos proyectos de presupuestos remitidos. Por ejemplo, este miércoles en la apertura, la prima de riesgo italiana escalaba hasta los 317 puntos básicos, mientras la española también repuntaba hasta los 125,6 puntos. Ambas solo superadas por las de Portugal (158,60) y Grecia (391,4).

Todo ello, después de que la Comisión Europea haya adoptado la insólita decisión de solicitar un nuevo borrador a Italia y a España se le ha remitido una carta pidiéndole que aclare aspectos como la senda de reducción del déficit. Una misiva contestada por el secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio, reafirmándose en el esfuerzo estructural contenido en estas cuentas. Se da la circunstancia de que en una semana la prima de riesgo italiana se ha disparado un 6,40% por un 7,40% de la española, aunque si ampliamos el foco a un mes, la prima italiana se ha revalorizado un 33,81% por un 20,06% de la española mientras se iban concretando las políticas económicas y presupuestarias expansivas de dos ejecutivos que se han estrenado este año.

El de Pedro Sánchez, a partir del pasado mes de junio, tras ganar la moción de censura contra Mariano Rajoy. También ese mes se concluía el largo proceso de formación de gobierno en Italia, con la inédita coalición entre la Liga Norte de Matteo Salvini y los populistas del Movimiento 5 Estrellas de Luigi di Maio.

Paralelismos

En opinión de Javier Amo, director del Master en Bolsa y Mercados Financieros del IEB (Instituto de Estudios Bursátiles), existe «un paralelismo» o «cierto nivel de correlación» entre la situaciónd e ambos países pero ha matizado que «lo de Italia se ha planteado como un desafío mientras que España ha presentado unos presupuestos poco creíbles» que no buscarían plantar cara a las autoridades comunitarias.

En esta línea, Amo ha apuntado hacia «una doble lectura». A su juicio, podría pasar que Bruselas «enredada» con Italia vea con ojos menos negativos nuestros Presupuestos. Sin embargo, ha constatado que la prima ya se está encareciendo. «Esto implica que las posiciones en deuda española que tenga la banca, por ejemplo, van valer menos y esto impacta sobre sus cuentas de resultados», ha explicado este experto quien también apunta que para los mercados los objetivos de deuda valdrán menos también.

Amo ha añadido otro matiz relevante: la deuda italiana está en manos mayoritariamente de los propios italianos, mientras que en el caso de España se encuentra en manos de extranjeros. «La deuda española se puede ver más afectada por los movimientos tectónicos, ya que necesitamos más la confianza internacional», ha concluido.

Por su parte, el economista jefe de IntermoneyFrancisco Vidal cree se puede hablar de «un mínimo efecto de contagio» en los últimos días, ya que cuando se habla de periferia en ocasiones se tiende a generalizar». Sin embargo, cree que en este caso los expertos están marcando diferencias entre ambos países.

Para Vidal las dos cartas remitidas por la Comisión Europea a los gobiernos italiano y español contienen importantes matices:«En la remitida a España se decía que no se habían detallado medidas y se hablaba de un pequeño desfase en el ajuste estructural», ha comentado el economista jefe de Intermoney quien recuerda que en el caso italiano la brecha entre lo acordado con Bruselas y lo que ha puesto sobre la mesa Italia es mayor que con España («un ajuste del déficit estructural de dos décimas y media», ha apuntado Vidal). Además, ha añadido este analista, la economía española afronta «una lógica moderación cíclica» y sigue creciendo por encima de muchos países europeos. En cualquier caso, la falta de detalles en algunos capítulos de los Presupuestos se puede atribuir a que las negociaciones para aprobar las cuentas están aún abiertas.

En el caso de Italia, ha comentado este analista, «los italianos juegan con el calendario político mirando a que las elecciones europeas de la próxima primavera de lugar a una distribución más favorable del Parlamento Europeo». En su opinión, este país debería mirar más al calendario de los mercados antes que a los tiempos de la política. El siguiente episodio corresponderá a la revisión de la nota de Italia que hará S&P el próximo viernes.