Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la junta de accionistas del grup
Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la junta de accionistas del grup - EFE

ACS invertirá 430 millones de euros en México tras adjudicarse tres campos de gas

ACS llegará extraer 350.000 millones de pies cúbicos de gas natural y 1 millón de barriles condensados

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

ACS se adjudicó la explotación de tres campos de gas natural en México e invertirá alrededor de 430 millones de euros para proceder a su operación . Así, la madrileña llegará extraer 350.000 millones de pies cúbicos de gas natural y 1 millón de barriles condensados, una producción cuyo valor de venta superará los 860 millones de euros, según estima la compañía en un comunicado.

Con esta adjudicación a través de su filial Cobra, ACS se hizo con dos bloques licitados en la Ronda 2.2 y 2.3 realizada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, el regulador del sector y que desde mediados de 2015 a subastado una notable cantidad de zonas petroleras y gasísticas dentro del plan del Gobierno mexicano por abrir los recursos energéticos del país a la inversión extranjera directa.

Este nuevo contrato se suma a la cartera de proyectos de ACS Industrial, una unidad de negocio que en 2016 representó el 19% de las ventas y el 30% del ebitda del grupo a nivel global. Además de estimular el peso de los servicios industriales en su cartera, los tres campos de gas son un nuevo paso adelante dentro de la ya evidente internacionalización de la compañía, ya que el 87% de su cifra de negocio se encuentra fuera de nuestras fronteras.

Asimismo, la nueva adjudicación sirve para consolidar la presencia de ACS en México, país que representó un 3% de su cartera total con alrededor 1.677 millones de euros, de acuerdo con los resultados que presentó la compañía el año pasado.

Entre otros proyectos, la compañía presidida por Florentino Pérez construye en México la planta de cogeneración de Altamira, por 320 millones de euros, y desarrolla las instalaciones electromecánicas de la nueva planta de neumáticos de Michelín en Guanajuato -en el centro del país- por 75 millones de euros, además de contar con contratos con otros gigantes automovilísticos con BMW y Audi.

Los tres bloques están localizados en la cuenca de Burgos, unas de las reservas de gas natural del país y que se ubica dentro de los territorios norteños de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila; tres estados fronterizos con Estados Unidos. La región apenas produjo en 2016 unos 1.000 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, por lo que el proyecto de ACS ayudará significativamente a disparar el potencial energético de la región.

No obstante, el desarrollo en la extracción del gas en la región ya ha causado ciertas fricciones con la población local, dado que desde 2015 se han registrado una serie de sismos que, según denuncian grupos ecologistas, podrían tener relación con la técnica del «fracking» que se aplica también en esta área de México para extraer el gas de lutitas.