Invertir en tierras «hermanas»

Invertir en tierras «hermanas»

Actualizado:

España sigue en recesión. Y nuestros empresarios se las ven y se las desean para agudizar su ingenio y seguir invirtiendo allá donde les sea posible para continuar con la marcha de sus negocios. Sin embargo, no es tan fácil como decirlo. El euro está fuerte, y esto, aunque nos parezca fantástico, es un problema. Sobre todo para los países que exportan más fuera de la zona euro. Nuestro país, anclado aún en la tradición, sigue apostando por sus hermanos hispanoamericanos. Y para muestra, un botón. La Iberdrola de Ignacio Sánchez Galán quiere aprovechar el tirón de su negocio de renovables a través de la excelente posición de su filial en países como Brasil y México para seguir creciendo en tierras «hermanas». De hecho, está a la espera de próximas licitaciones en lo que a centrales hidroeléctricas se refiere, en próximas semanas (¿Brasil, Paraguay, Uruguay?).

Sin embargo, el asalto no está tan fácil. Grandes empresas españolas se lo han hecho saber así al Ejecutivo español. ¿A cuento de qué? Al parecer, el Senado, a petición del Gobierno, está elaborando desde hace meses un informe con las declaraciones de algunos empresarios españoles, seleccionados para la ocasión (de los sectores con presencia activa en la región del otro lado del Atlántico: energía, aseguradoras, turismo, banca...), con el objetivo de obtener información real de ventajas, desventajas y problemas a la hora de enfrentarse a aquellos mercados. El informe fue solicitado por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos.

En las sesiones con los empresarios, celebradas a puerta cerrada para no desvelar la confidencialidad de los testimonios, han participado «primeros espadas» del empresariado español: el propio Ignacio Sánchez Galán; el consejero delegado de Cintra, Enrique Díaz Rato; el director general de Agbar, Ángel Simón; el director comercial de Iberia, Manuel López Colmenarejo; o el director de América Latina del Grupo Santander, José Juan Ruiz.

De momento, en la web del Senado, está colgada la transcripción de la última comisión sobre asuntos iberoamericanos que presidió el senador vasco Iñaki Anasagasti, el pasado 5 de noviembre, por la que se insta al Gobierno a expresar su rechazo y condena de los comportamientos populistas de diversos Gobiernos de países iberoamericanos. Además se recuerda visitas de más empresarios: el día 10 de noviembre, el director general de América del Sur del BBVA; el día 12, el director general de Negocio y Operaciones de Abertis Infraestructuras, el vicepresidente de Sol Meliá y el director general de Inversiones Corporativas y Estratégicas de NH Hoteles. Las conclusiones finales, en diciembre, ya mismo, antes de que acabe el año.

En nombre propio

José Antonio Griñán

presidente de la junta de andalucía

El Gobierno andaluz firmará el martes el VII Acuerdo de Concertación Social con la Confederacion de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos UGT y CC.OO., que va a comprometer 19.000 millones de euros en cuatro años para más de 350 medidas. Sin embargo, este acuerdo que empezó en 1995 no ha evitado que Andalucía haya alcanzado este año una tasa de paro récord del 29%, con un millón de desempleados. Eso sí, las organizaciones empresariales y sindicales sonreirán para la foto más deseada por Griñán desde que accedió a la Presidencia de la Junta hace seis meses. ¿A cambio de qué?

Mar Raventós PRESIDENTA DEL GRUPO CODORNÍU Los españoles no estamos para fiestas. Y parece que las empresas han cogido el mensaje. Sobre todo alguna que otra relacionada con las «celebraciones». Primero, fue Freixenet, con la inusitada decisión de repetir este año anuncio. No hay dinero para grandes dispendios. Ahora será la competencia, Codorníu la que se apreite el cinturón. En la empresa familiar catalana lo tienen claro, no es momento de despilfarros, los hogares españoles no tienen dinero, por lo que han presentado la campaña publicitaria más austera en la que serán protagonistas los ciudadanos.