El presidente de la Generalitat, Quim Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra - EP
La factura del «procés»

La inversión extranjera en Cataluña se hunde un 17% mientras crece un 182% en Madrid

La comunidad ha recibido de enero a septiembre 3.692 millones de euros, 744 menos que en el mismo periodo de hace un año, y en el conjunto de España el capital foráneo aumenta un 88%

MADRIDActualizado:

La factura del «procés» se consolida a través de la menguante inversión extranjera que llega a Cataluña frente al resto de España. Hasta septiembre de este año, las operaciones con capital foráneo a la comunidad se redujeron un 17% al sumar 3.692 millones de euros, lo que contrasta con el comportamiento del conjunto de España, donde se dispararon un 88% hasta los 69.794 millones. Si se compara con Madrid, en la región la inversión crece a 59.660 millones, es decir, un 182% más que hace un año.

En el caso de Cataluña, sumando de enero a septiembre, se trata del dato más bajo desde 2014. La inversión a Cataluña ha perdido fuelle desde que estalló el «procés». Si bien el dato de la Secretaría de Estado de Comercio solo toma grandes operaciones en empresas cotizadas, es una buena foto del sentir de los inversores.

Debido a la volatilidad de la estadística, es preferible tomar varios trimestres y centrarse en comunidades grandes, ya que por ejemplo en las regiones pequeñas como La Rioja la inversión sube un 3.586% por una sola operación. Si se coge el periodo de entre julio y septiembre, Cataluña recibió 845 millones de euros de inversión extranjera, un 56% más que en el mismo periodo de 2017, justo antes de que estallara el «procés» a raíz de la consulta soberanista celebrada el 1 de octubre.

De esta forma, Madrid concentra el 85,5% de la inversión extranjera total en España, seguida de Cataluña, con un 5,3% y País Vasco, con un 2,4%. A larga distancia figuran la Comunidad Valenciana con un 1% y Andalucía, con un 0,7%. Este dato también es una buena muestra del efecto capital de la comunidad madrileña.

Factura fiscal

Estos datos toman en cuenta la inversión extranjera productiva, es decir, descontando la que se formula mediante Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE), instrumentos que sirven para reducir la factura fiscal de las grandes empresas pero que no tienen impacto en la actividad y el empleo.

De esta forma, en Aragón la inversión extranjera creció un 60%, en Cantabria lo hace un 181% y en Navarra se multiplica al crecer un 561%. Al tomar comunidades pequeñas, donde una operación puede disparar o hundir la estadística, los datos se vuelven más volátiles.

Junto a estas regiones, en Baleares cayó la inversión un 75%, en la Comunidad Valenciana y País Vasco lo hizo un 67%, en Galicia bajó un 44%, en Canarias, un 42% y en Extremadura se redujo un 49%.