La compañía afirma que ha sido «uno de los contratos de sistemas de ayuda a la navegación más importantes adjudicados en China en lo que va de año»
La compañía afirma que ha sido «uno de los contratos de sistemas de ayuda a la navegación más importantes adjudicados en China en lo que va de año» - MAYA BALANYA

Indra gana varios contratos por un montante de 27 millones de euros para el aeropuerto chino de Chengdú

En 2020 está previsto que entre en servicio un segundo aeropuerto internacional, el de Chengdu-Tianfu, con capacidad para recibir hasta 100 millones de pasajeros al año

MadridActualizado:

Indra ha logrado este año varios contratos con la Oficina de Gestión del Tráfico Aéreo del Suroeste de China (SWATMB, por sus siglas en inglés) para implantar algunos de los sistemas clave que contribuirán a convertir la ciudad de Chengdú en el tercer centro aeroportuario del país, cuyo importe conjunto asciende a cerca de 27 millones de euros, según ha informado la compañía.

En comunicado, la compañía remarca que en los últimos años el tráfico aéreo del aeropuerto internacional de Chengdu-Shuangliu no ha dejado de crecer y está cerca de su límite de capacidad. Por ello, en 2020 está previsto que entre en servicio un segundo aeropuerto internacional, el de Chengdu-Tianfu, con capacidad para recibir hasta 100 millones de pasajeros al año.

Para absorber el enorme aumento de tráfico que esto supondrá, la SWATMB está construyendo un nuevo Centro de Control de Área Terminal que estará dotado con el sistema Indra Air Automation, que generará los planes de vuelo para todas las aeronaves, centralizará la información y la distribuirá a los usuarios.

La compañía también se encargará de implantar en estos aeropuertos el primer sistema de torres de control completamente integrado que entrará en servicio en el país, una solución que facilitará el flujo de información entre las torres de ambos aeropuertos y los diferentes centros de control, así como la recepción de datos de sensores de vigilancia terrestre y otras fuentes de información externas, como el servicio meteorológico.

El sistema de torre contará con fichas de vuelo electrónicas (EFS o Electronic Flight Strips), que sustituirán a las de papel en las que los controladores reciben los datos de los vuelos que tienen bajo su responsabilidad y dispondrá de un sistema de backup y de herramientas de prueba y simulación.

Además de los sistemas de automatización, Indra suministrará sistemas de aterrizaje instrumental (ILS por sus siglas en inglés) para el aeropuerto de Chengdú Tianfu, que permitirán a los pilotos aterrizar en las pistas con la máxima seguridad en condiciones climatológicas adversas.

La compañía ha afirmado que este ha sido «uno de los contratos de sistemas de ayuda a la navegación más importantes adjudicados en China en lo que va de año». Además, agrega que solo en este país ha implantado en torno a 400 sistemas de aterrizaje Instrumental, cuatro de ellos en el aeropuerto de Chengdú Shuangliu.

Indra ha recordado que los últimos años ha ganado los principales contratos de implantación de sistemas de automatización en Chengdu. En concreto, desde 2012 el Centro de control en ruta de Chengdú gestiona con tecnología de Indra el tráfico de cinco regiones del suroeste de China, más de 2,3 millones de kilómetros cuadrados en total.

Además, Xian es otro de los grandes centros de control en ruta que utiliza el sistema de automatización de Indra, en este caso para gestionar los vuelos que atraviesan el noroeste del país. La empresa también suministró ocho radares (MSSR) para la región suroeste en 2013, que forman parte de la red de 40 radares que cubren la vigilancia del 60% del espacio aéreo chino.