Tienda de Zara
Tienda de Zara - REUTERS

Inditex (Zara) gana 2.438 millones de euros en nueve meses, el 4,1% más

Las ventas repuntaron el 2,6% y sumaron 18.437 millones, lastradas por el efecto divisa

MADRIDActualizado:

Inditex, dueño de enseñas como Zara o Massimo Dutti, logró un beneficio neto de 2.438 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (febrero a octubre), el 4,1% más que un año antes, mientras que sus ventas repuntaron el 2,6% y sumaron 18.437 millones, lastradas por el efecto divisa.

El resultado bruto de explotación (ebitda) subió casi el 3%, hasta 3.932 millones, mientras que las ventas a tipos de cambio constante repuntaron el 7%, ha informado el grupo, que detalla que el impacto de las divisas restó 4,3 puntos al crecimiento del negocio y que en términos comparables (mismas tiendas), las ventas aumentaron en todas las áreas geográficas en las que opera.

Aunque en términos absolutos el beneficio y la facturación marcaron récords, en cifras relativas (comparativa interanual), la evolución del resultado neto fue la peor para el periodo desde 2014 (cuando en nueve meses subió el 0,7%) y la facturación registró el menor aumento desde que cotiza en Bolsa y publica cuentas (2001).

No obstante, la compañía ha subrayado que su margen bruto -la diferencia entre el precio sin IVA de un producto y su coste de producción y que, por tanto, mide el beneficio que obtiene una empresa por él-, se situó en el 58%, 56 puntos básicos más que un año antes.

Para el presidente de Inditex, Pablo Isla, las cuentas son resultado “tanto de la fortaleza del modelo, que sigue creciendo estructuralmente de forma sólida en todos los mercados, como del continuado impulso a la plataforma integrada, con una constante actualización y modernización de la red global de tiendas y online”.

"Estos resultados reflejan un buen comportamiento del modelo de negocio de Inditex", ha añadido el director de Relaciones con Inversores, Marcos López, que ha subrayado que la decisión de "no participar en el entorno promocional que se dio en el sector a partir del mes de septiembre", les permitió elevar el margen bruto 108 puntos básicos en el periodo.

Las ventas comparables (tiendas físicas y online que llevan abiertas más de un año) entre agosto y noviembre (mes del "Black Friday") crecieron un 3% tras un positivo inicio de campaña, un septiembre extraordinariamente cálido y un crecimiento de las ventas sólo entre octubre y noviembre del 5%.

"Inditex mantiene sus expectativas de crecimiento a mismas tiendas y de margen bruto para el segundo semestre 2018", según López, quien ha recordado que hasta septiembre las ventas de ropa han caído en España el 5,9%, el 14,4% en Francia, el 10,4% en Alemania, el 6,3% en Italia y el 1,2% en Reino Unido.

En cuanto a su red de ventas, entre febrero y octubre, el mayor grupo textil del mundo abrió tiendas en 51 mercados y al final del periodo operaba 7.442 establecimientos, 20 más que al cierre de julio.

En noviembre, el buque insignia del grupo, Zara, lanzó la venta online en 106 mercados a través de una web global y desde entonces sus colecciones están disponibles en 202 mercados vía tiendas físicas y/o internet. El objetivo de su compañía es que todas sus enseñas vendan a través de internet en todo el mundo en 2020.

Un modelo de negocio diferente

Además, durante la presentación de los resultados, Isla ha defendido que el grupo ha decido desmarcarse de la estrategia de promoción constante en la que ha entrado el comercio textil para intentar remontar las ventas, lo que, en su caso, les ha permitido mejorar sus márgenes.

«Creemos mucho en nuestro modelo de negocio y en nuestra forma de ejecutarlo. Creemos en la calidad de nuestros productos y hemos preferido proteger aquello en lo que creemos y no entrar en la muy significativa actividad promocional que hemos visto en el sector», ha defendido Isla durante la presentación de las cuentas del grupo ante analistas.

Según el ejecutivo, esta decisión, unida a otros factores como al estricto control de gastos, ha permitido al grupo elevar de «manera muy saludable» su margen bruto en unos meses marcados por la volatilidad derivada de factores externos, como, por ejemplo, la depreciación de algunas divisas o la caída de las ventas por unas adversas condiciones climatológicas.

¿Qué habría pasado si hubieran hecho promociones?, le ha preguntado una analista, a lo que Isla le ha contestado que prefería no entrar en especulaciones y que creen que tomaron la «decisión acertada».