Pablo Fernández Castro, CEO y presidente de Norvento
Pablo Fernández Castro, CEO y presidente de Norvento - ABC

«¿Imagen de las eléctricas? La gente no está contenta donde hay monopolios»

Pablo Fernández Castro, CEO y presidente de Norvento, se sincera en ABC sobre la transición energética y el futuro del sector

MadridActualizado:

Norvento apostó por las energías renovables cuando aún estaban en pañales. España, Reino Unido y Estados Unidos son solo algunos de los territorios en los que la energética tiene presencia. Pero no es de su labor internacional de lo que están más orgullosos sino de su sede en Galicia, que funciona 100% con renovables y desconectada de la red eléctrica. Una muestra del compromiso ético y el ejemplo con el que predican en la compañía de 100% capital español.

¿Cómo entiende Norvento la transición energética?

Ahora se ve el gran cambio con la madurez de las renovables. Era algo como un sueño que puede ser una realidad, aunque unos nos ajustamos con más voluntad que otros. Hay también otra oportunidad, que son los consumidores, que también lo quieren y buscan una economía más sostenible. En un país como España tenemos ventaja respecto a otros por el clima.

¿España aprovecha esa ventaja?

La realidad se va a imponer. Los últimos años, por la crisis, se tomaron decisiones que no eran adecuadas. Pero todos están yendo hacia ello y nadie se va a quedar con esa riqueza, que es de interés general.

¿Su sede es el proyecto del que está mas orgulloso?

No es el que más beneficios ha dado ni el que ha supuesto más inversión, pero es un sueño hecho realidad. Aquí confluyen todas las tecnologías, es un escaparate. A nivel global no hay otra instalación seria alimentada plenamente con renovables, desconectada de cualquier red y con esta calidad tan alta de energía.

¿Se puede exportar este modelo de sede a otras empresas?

En eso estamos. Viene mucha gente a verlo. También hay 1.000 millones de personas sin electricidad en el mundo y muchos territorios sin acceso a ella. Esas zonas son susceptibles de utilizar estos sistemas y ese es uno de nuestros objetivos.

Un parque eólico de Norvento
Un parque eólico de Norvento - ABC

¿Hay conciencia de que España necesita las renovables?

Creo que sí. La política en el mundo es que si tienes una energía más barata que no contamina, lo lógico es que vayas hacia ella. La gente percibe que hay voluntad clara y los gobiernos lo están interiorizando. Ahora han creado un ministerio, aunque lo que más me gustan son las políticas de verdad. Las renovables son baratas, crean puestos de trabajo, te hacen más autónomo de las importaciones de combustibles fósiles... No les veo ninguna desventaja.

¿Qué retos tiene Norvento?

Seguir con el tema tecnológico para añadir valor; ahí tenemos mucho hueco. También con proyectos de I+D, y otra apuesta nuestra es la generación distribuida, la integración de tecnologías, que podamos realizar esos proyectos para el sector industrial.

Sus competidores son las grandes compañías pero imagino la dificultad de hacerles frente...

Según las empresas te vas especializando en nichos de mercado. Nuestros proyectos son más en detalle; competimos haciendo muy bien los proyectos, cuidamos cada aspecto... Las empresas pequeñas son más eficientes que las grandes en ciertos procesos.

¿Cree que Norvento se ha salvado de la mala imagen del sector?

Sí. Sin echar la culpa a nada, donde hay monopolios, la gente no está contenta. Nos gusta que haya oferta. El tema de las compañías eléctricas en su origen era un monopolio natural y ahora la transición energética es un empoderamiento de la sociedad. Los clichés de que los banqueros son los peores, las eléctricas también... suenan muy bien como populismo, pero las cosas cambian. Hay que competir y ellas también están en el juego aunque sean muy poderosas. Hay una Comisión (CNMC) que les vigila.

Dos técnicos de Norvento trabajando en la planta de la compañía gallega
Dos técnicos de Norvento trabajando en la planta de la compañía gallega - ABC

¿Hacia dónde avanza el sector?

La energía fotovoltaica y eólica son las más competitivas. Y el almacenamiento eléctrico es fundamental. Es ya una tecnología que reduce costes y no sabremos a dónde podrá llegar; puede cambiar el sistema. Las renovables lo revolucionaron todo y que tengas almacenado ese exceso de energía lo cambiará todo. El coche eléctrico no deja de ser un sistema de almacenamiento.

Norvento es una empresa de 100% capital español. ¿No se plantean dar entrada a inversores extranjeros?

No influye en nuestro desarrollo. Somos una empresa familiar y no hemos sentido la necesidad. Con lo que tenemos vamos creciendo sin dificultades.

Pero, ¿han llegado ofertas?

Siempre vienen. Ahora hay muchos fondos que ofrecen cosas pero nunca les he escuchado. Les atiendo y aprendes pero queremos una empresa controlada en el seno familiar que nos permite tomar decisiones rápidas.