Wall Street suma su segundo día consecutivo en verde, ante la sorpresa de los inversores./ AFP
Wall Street suma su segundo día consecutivo en verde, ante la sorpresa de los inversores./ AFP

El Ibex-35 acelera en la recta final de la semana y cierra con ganancias del 3,73%

AGENCIAS/REDACCIÓN |
MADRIDActualizado:

La Bolsa española cierra una semana muy volátil con una subida del 3,73%, la quinta mayor subida del año. En los primeros compases de la negociación se hacía eco del rebote experimentado ayer en Wall Street y lograba un ascenso superior el 4%, animada por los pesos pesados del mercado. Con la apertura del parqué neoyorquino, en rojo, ha moderado ganancias pero un nuevo mensaje de Bush ha impulsado el Dow Jones y se ha reflejado en Madrid. Wall Street ha cerrado en negativo por los malos datos del mercado inmobiliario y la desconfianza de los consumidores.

El avance de los grandes valores, especialmente las compañías energéticas, y la recuperación de las plazas europeas han animado al principal indicador del mercado español, el Ibex-35, sube 347 puntos, hasta 9.655,20 puntos. En la mejor semana desde el comienzo de marzo de 2002 ha ganado el 7,3%. En Europa, con el euro a 1,344 dólares, Londres ha ganado el 5,22%; París, el 4,68%; Milán, el 4,49%; el índice Euro Stoxx 50 subía el 4,4%, y Fráncfort, el 3,43%.

La subida del 4,7% de Wall Street en la sesión anterior y los buenos resultados de Google animaron el comienzo de la jornada bursátil española, en el que subía más del 4%, también impulsada por las ganancias de las bolsas asiáticas. Aunque el petróleo Brent se negociaba a más de 70 dólares por barril por la posibilidad de que la OPEP recorte la producción porque su cotización ha caído más del 50% en tres meses, la bolsa se situaba alrededor de 9.700 puntos.

Cruce de datos al otro lado del Atlántico

Con la negativa evolución de los futuros estadounidenses, la bolsa, que había disminuido sus ganancias hasta el 2%, ha llegado a los niveles de cierre de la víspera. A esto contribuía el descenso de las viviendas iniciadas en septiembre en Estados Unidos, que se ha interpretado como un signo más de que su economía se dirige hacia la recesión.

Wall Street, que ignoraba el incremento del 20% del resultado de IBM, abría con pérdidas, que se reforzaban con la caída, según datos provisionales, de la confianza de los consumidores estadounidenses en octubre, casi trece puntos, aunque al final de la sesión española reducía sus pérdidas tras un nuevo mensaje de confianza de Bush.

El presidente estadounidense ha vuelto a lanzar un mensaje de calma a los mercados, insistiendo en que el plan de rescate necesita tiempo para ser efectivo: "Los mercados de crédito tardaron un tiempo en helarse y va a pasar algún tiempo para que se descongelen". El presidente estadounidense ha dedicado gran parte de su discurso a justificar la intervención pública, que califica como "el último recurso".

Pero una vez más, los mercados no han reflejado las buenas palabras de los políticos y la Bolsa de Nueva York ha cerrado con un descenso del 1,42% en el índice Dow Jones de Industriales, tras la fuerte caída de la confianza de los consumidores en la economía y los datos de inicio de construcción de viviendas, peores de lo esperado. Según los datos disponibles al cierre, el índice Dow Jones de Industriales, cae 127,92 puntos (-1,42%) y se sitúa en 8.851,34 unidades.