El Ibex 35 resiste la caída de las bolsas asiáticas y se deja solo un 0,21% perdiendo los 9.200 puntos

El Dow Jones continua a la baja y pierde entorno a un 0,2% tras las fuertes caídas del viernes, mientras el Nasdaq sigue teñido de rojo y retrocede menos de medio punto

MadridActualizado:

Preocupación en los principales mercados europeos, impulsados por los inquietantes vientos traídos de Asia, cuyas bolsas registraron caídas durante la madrugada de este domingo al lunes. En concreto, el Hang Seng (Hong Kong) registró esta madrugada un retroceso del 2,03% marcando su peor jornada en tres meses, con una creciente preocupación sobre una hipotética recesión en Estados Unidos alentada por la mayor caída de Wall Street desde el pasado 3 de enero con un Nasdaq que retrocedía un 2,5% y una mayor prudencia sobre las conversación comerciales entre esta potencia y China, informa Reuters. Por su parte, el Nikkei se dejaba al cierre de la sesión un 3,01% sumando la mayor caída en lo que llevamos de año.

El Ibex 35 ha cerrado con una caída del 0,21% abandonando el soporte de los 9.200 puntos por las dudas sobre el crecimiento de la economía, especialmente de la europea y de Estados Unidos, y el «Brexit» que continúa estancado acercándose la posibilidad de que de una salida sin acuerdo del Reino Unido.

En línea con los principales mercados europeos, el selectivo ha perdido 19,50 puntos hasta los 9.179,90 puntos, con lo que las ganancias anuales se han reducido hasta el 7,49%. Ence y Enagás han liderado las pérdidas con caídas del 3,37 % y el 1,34 %, respectivamente, en tanto que Cellnex y Naturgy han sido los valores más alcistas, con subidas del 3,22 % y del 0,65 %. Entre los grandes valores, Inditex ha caído un 1,33% después de que Morgan Stanley haya bajado el precio objetivo de sus acciones de 20 a 21 euros al considerar que se han recortado las perspectivas de crecimiento.

Por su parte, Repsol ha caído un 0,76 % y Telefónica un 0,74 % mientras que Iberdrola ha sumado un 0,54% y BBVA un 0,23%. Santander ha cerrado prácticamente plano.

Los principales mercados europeos registraban pasadas las tres de la tarde, pérdidas: Londres caía un 0,67% por un 0,33% de París o un 0,32% del Eurostoxx 50. En paralelo, Milán se dejaba ya un 0,21%. registraban pasadas las tres de la tarde, pérdidas: Londres caía un 0,67% por un 0,33% de París o un 0,32% del Eurostoxx 50. En paralelo, Milán se dejaba ya un 0,21%.

Malos datos e inquietud por Europa

En opinión de Francisco Vidal, economista jefe de Intermoney, lo sucedido en los mercados estadounidense y asiáticos estas últimas horas podría atribuirse a varios datos negativos aparecidos desde el viernes. En concreto, el diferencial entre la letra a 3 meses y el bono a 10 años estadounidenses que se usa como una referencia mportante para adelantar tendencias por parte de la Reserva Federal de Nueva York estuvo ligeramente en negativo durante parte de la tarde del viernes generando una mala reacción de Wall Street y del resto de mercados asiáticos esta madrugada.

«Es una señal muy tenida en cuenta por los inversores estadounidenses», comenta este especialista que también menciona la «gran inquietud» sobre el momento que atraviesa Europea». Todo ello, con un dato peor del esperado del PMI manufacturero alemán que se situó en 44,7 puntos en marzo (dato adelantado) cayendo a mínmos de 79 meses tras apuntarse 47,6 puntos en febrero a la par que el de servicios el crecimiento pierde fuelle desde los 55,3 a 54,9 puntos en este mes, «y que coincidió con el mal dato del PMI de Francia, por ejemplo». Además de un PMI manufacturero estadounidense que resultó peor de lo esperado, quedándose en 52,5 sobre el 53 esperado por los analistas.

Todo ello, ha añadido Vidal, «en un momento en que está mirándose a la industria europea cuya reactivación no acaba de llegar, y que supone un golpe importante a la confianza». En esta línea, ha añadido otro factor relevante en «la prórroga del Brexit ofrecida a Reino Unido es menor a la esperada y la perspectiva europea no se acaba de despejar».

Para Pablo Fernández de Mosteyrin, analista de Renta 4, el mal comportamiento de los mercados asiáticos esta madrugada se debe a «una combinación entre dudas cíclicas, malos datos macroeconómicos y una política monetaria laxa, en la que no se ve que el ciclo económica vaya a repuntar».

Sobre lo anterior, este experto ha concluido que «hay mucha incertidumbre pesando sobre la macroeconomía, a pesar de que el IFO de confianza del consumidor alemán ha sido un poco mejor» y menciona el mal desempeño del PMI compuestos y manufacturero en Estados Unidos, así como el manufacturero en Francia o Alemania.

En este sentido, acerca de este último, ha apuntado Fernández de Mosteyrin que se trata de «un dato adelantado bastante fiable indicativo de cómo va a ir el ciclo, ya que se pensaba que en febrero había tocado suelo e iba a subir un poco, aunque la realidad es que ha seguido cayendo tanto en el país germano como en la Eurozona». En este sentido, este analista también ha coincidido con Vidal (Intermoney) en mencionar como otro signo importante la inversión de la curva de interés americana (la que compara las letras a tres meses del Tesoro estadounidense con el bono a 10 años). «No pensamos que la inversión de la curva esta vez sea un indicador definitivo como en otras ocasiones: no creemos que sea la señal de una recesión como en otras ocasiones», ha concluido hablando de las malas señales que emiten los índices adelantados.

China - Estados Unidos

Para Vidal (Intermoney), otro factor relevante son las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos «y los daños colaterales que puedan tener sobre las relaciones comerciales de terceros países». Todo ello con dos posibles damnificados: Japón y la Unión Europea. En el caso de los primeros, con los malos datos del comercio con China y la continuación de los estímulos monetarios el país nipón podría verse perjudicada por un acuerdo entre las dos grandes potencias.

Además, el economista jefe de Intermoney ha apuntado que tras firmar el «armisticio» con China llegará la hora a Trump de negociar con Europa y lo que pueda suceder con los aranceles a los automóviles europeos, entre otras cuestiones.

Una situación que ha encontrado algo de alivio, ha matizado el analista de Intermoney, tras conocerse este lunes el dato de confianza de los empresarios alemanes elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Munich (IFO) que ha subido a 9j9,6 puntos en febrero desde los 98,7 del mes anterior, su valor más elevado en lo que lleva de año.

Por su parte, Fernández de Mosteyrin ha añadido que sobre la guerra comercial y las negociaciones entre ambas superpotencias que «todavía siembra dudas aunque se descuenta que tarde o temprano habrá un acuerdo: ahora se habla de restrasarlo hasta junio». Al respecto, ha advertido que las subidas de los aranceles continúan en vigor dañando a la económia.