Iberia ha reforzado la capacidad de Vueling
Iberia ha reforzado la capacidad de Vueling - AFP

Iberia refuerza su plantilla en El Prat para auxiliar a Vueling

La compañía española incorpora a 75 empleados de tierra para agilizar escalas

MadridActualizado:

Vueling comienza a transitar, de nuevo, por la normalidad tras haber presentado un plan de contingencia el pasado martes al Ministerio de Fomento. Después de un fin de semana que ha dejado más de 8.000 usuarios afectados entre cancelaciones y retrasos, la aerolínea apenas registró ayer demoras significativas.

Parte de esta mejora se debe a las medidas aplicadas por la compañía aérea para responder a su oferta de vuelos inicialmente prevista, superior a su capacidad para acometer la operativa. Pero también ha encontrado en uno de sus aliados naturales, Iberia, aerolínea que forma parte del grupo IAG (del que también es miembro Vueling), un importante punto de apoyo.

En los últimos días, la compañía presidida por Luis Gallego, que opera los servicios de asistencia en tierra («handling») desde el pasado noviembre en el aeropuerto de la Ciudad Condal, ha reforzado su plantilla para evitar que se vuelvan a producir cancelaciones por el colapso de Vueling, según apuntan fuentes sindicales.

En concreto, subraya Jorge Carrillo, secretario de organización del sector aéreo de CC.OO., Iberia ha incorporado a 30 trabajadores en rampa y a 45 en los departamentos de embarque y coordinación. El primero de este grupo de trabajadores se dedicará a la prestación de servicios durante las escalas (tales como carga y descarga de equipajes o limpieza de las cabinas), mientras que el segundo tendrá como cometido, entre otros, la asistencia a las tripulaciones. Se espera, asimismo, que se sumen más en los próximos días.

Acuerdo con los pilotos

En total, Iberia dispone de cerca de 1.600 empleados para el «handling» de El Prat, por el que presta servicio no solo a Vueling, sino a todas las compañías aéreas que operan en Barcelona.

Históricamente, Iberia ha sido uno de los máximos accionistas de Vueling hasta que en 2003 IAG lanzó una opa por el 100% de la aerolínea con base en Barcelona y asumió, prácticamente, el control absoluto de la firma al sumar el 45,85% del capital que ya controlaba Iberia.

En cualquier caso, el apoyo de la antigua aerolínea de bandera española es un pilar más del programa de la aerolínea para tratar de evitar por todos los medios un nuevo caos en la operativa del aeropuerto. Vueling también ha alcanzado un acuerdo con los pilotos de Sepla por el que acepta el plan de productividad esbozado por el colectivo, por el que cederán varios de sus días libres para hacer frente a la «excesiva planificación de vuelos».

La dirección de la compañía volverá a mantener hoy una reunión con representantes del Ministerio de Fomento para abordar los vuelos de este fin de semana.