El presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López, a la izquierda, recibe la felicitación de un accionista en presencia del consejero delegado, el alemán Markus Tacke
El presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López, a la izquierda, recibe la felicitación de un accionista en presencia del consejero delegado, el alemán Markus Tacke - EFE

Iberdrola vuelve a mostrar sus discrepancias en la junta de Siemens Gamesa

La eléctrica se abstuvo en la propuesta sobre la modificación del incentivo a largo plazo del personal directivo

MadridActualizado:

Iberdrola, que posee el 8% de Siemens Gamesa, ha vuelto a mostrar hoy sus discrepancias con el socio mayoritario alemán Siemens en la junta de accionistas celebrada hoy en Bilbao.

La eléctrica, a través de su letrado Mikel Arrieta, ha criticado que, «casi dos años tras la fusión, Siemens Gamesa no goza de toda la autonomía e independencia que debería tener. Por consiguiente, consideramos fundamental que se adopten, cuanto antes, las medidas necesarias para que Siemens Gamesa pueda operar de forma independiente».

Y ha añadido que Iberdrola «ha solicitado información acerca de todos los pagos realizados al grupo Siemens para poder confirmar que Siemens Gamesa goza de autonomía. Esta información ha sido facilitada la noche anterior a la junta, sin margen para poder analizarla en detalle, si bien no parece que amplíe sustancialmente la información que ya es pública. En cualquier caso, nos ha llamado la atención que se hayan celebrado operaciones por un importe de 26 millones de euros con el grupo Siemens que anteriormente, la antigua Gamesa, prestaba de forma autónoma o con un tercer proveedor».

Incentivos a largo plazo

La queja más importante manifestada por Iberdrola en la junta de accionistas de Siemens Gamesa se refiere a la propuesta de modificación del incentivo a largo plazo del personal directivo.

«En primer lugar, porque el plan vigente fue aprobado en la pasada junta y la práctica habitual en sociedades cotizadas es revisar los sistemas de incentivos a largo plazo solo en supuestos excepcionales con impacto en el negocio. No consideramos que se haya justificado este supuesto excepcional».

Asimismo, «el contenido de esta modificación está equiparando los incentivos a largo plazo de Siemens Gamesa con los de Siemens (mismos parámetros cuantitativos y criterios de rentabilidad, según el informe de remuneraciones de Siemens de 2018), lo que se traduce en un paso más hacia la integración total de Siemens Gamesa en Siemens y en una importante pérdida de autonomía de la sociedad». Por todo lo expuesto, Iberdrola ha decidido abstenerse en este punto del orden del día.

Materias del consejo

La tercera discrepancia de la eléctrica se refiere a los umbrales de materias reservadas que puede aprobar el consejo de administración de Siemens Gamesa.

«En mayo de 2018, parece que se aprobó un acuerdo por el que el consejo de administración se limitaría a conocer y aprobar únicamente aquellas operaciones que superen determinados umbrales económicos. Iberdrola considera esencial que se conozca esta decisión, razón por la que ha solicitado esta información a la sociedad con carácter previo a la junta», según ha explicado Arrieta.

«Este acuerdo podría impedir al consejo supervisar operaciones estratégicas o con especial riesgo fiscal, o incluso limitar su facultad para determinar las políticas y estrategias generales de la sociedad. De este modo, se estaría vaciando, además, el contenido del pacto parasocial porque se estaría impidiendo que Iberdrola pudiera tener conocimiento y pronunciarse sobre estas operaciones relevantes. Además, esta cuestión podría suponer la vulneración de la normativa aplicable, del reglamento del consejo y, también, del interés social. Y ello porque, de forma encubierta, pueden haberse delegado facultades del consejo que, por ley, son indelegables», ha añadido.

Por su parte, el consejero delegado de Siemens Gamesa, Markus Tacke, ha defendido la independencia de la compañía frente a las acusaciones de Iberdrola y el presidente de la empresa, Miguel Ángel López, ha añadido, por su parte, que la relación con la compañía de Ignacio Sánchez Galán es «buena», informa Ep.