El presidente en funciones de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (i) y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán (d)
El presidente en funciones de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (i) y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán (d) - EFE

Iberdrola inicia los trámites para construir la planta fotovoltaica más grande de Europa en Extremadura

Ocupará una superficie de 1.300 hectáreas entre los municipios de Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera (Extremadura)

MadridActualizado:

Iberdrola ha presentado a trámite, ante el Ministerio de Transición Ecológica, el proyecto Francisco Pizarro que desarrollará en la provincia de Cáceres con una potencia instalada de 590 megavatios (MW) y una inversión superior a 300 millones de euros, que lo convertirá en la planta solar fotovoltaica más grande de Europa.

En un comunicado, la compañía ha informado este jueves del inicio del desarrollo de esta iniciativa, que ocupará una superficie de 1.300 hectáreas entre los municipios de Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera y en cuya construcción, hasta su puesta en operación en 2022, llegarán a trabajar hasta un millar de personas.

Su dimensión supera a la planta fotovoltaica Núñez de Balboa que Iberdrola construye en Usagre (Badajoz) y que, con 500 MW de potencia, es hasta ahora la más grande del continente europeo.

El nuevo proyecto generará energía limpia suficiente para abastecer a 375.000 personas al año, una cifra superior a las poblaciones de las ciudades de Cáceres y Badajoz, según destaca la compañía.

Evitará la emisión a la atmósfera de 245.000 toneladas de CO2 al año, «reforzando la utilidad de esta tecnología para la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global».

Con Francisco Pizarro, Iberdrola eleva a más de 1.600 los megavatios (MW) fotovoltaicos que la empresa tiene en construcción o tramitación en la región, convirtiendo a Extremadura «en el centro de su estrategia renovable en Europa».

Este volumen de desarrollo representa un 80% de los MW renovables que la compañía ha previsto en sus planes de inversión en Extremadura, establecidos en un total de 2.000 hasta 2022.

En la actualidad, la compañía construye la planta fotovoltaica Núñez de Balboa (Usagre, Badajoz), en la que llegarán a trabajar hasta más de mil personas hasta su puesta en marcha en 2020.

La iniciativa cuenta con la participación de empresas locales como Ecoenergías del Guadiana, Imedexsa, Cubillana, Elaborex y el Instituto Aeronáutico.

Otros proyectos en la comunidad, «en avanzado estado de desarrollo», son las plantas fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín (328 MW), Arenales (150 MW) y Campo Arañuelo I y II (50 MW cada una).

La nueva capacidad renovable prevista por Iberdrola en Extremadura, destaca la nota, supondrá duplicar la potencia correspondiente a la compañía en la central nuclear de Almaraz.

«Estas instalaciones renovables se convertirán así en la punta de lanza que constatará el liderazgo de Extremadura, España y la Unión Europea en la transición hacia un sistema energético más sostenible», resalta la compañía.

Con Francisco Pizarro, Iberdrola eleva a más de 2.000 los megavatios renovables que tiene en construcción o tramitación en España, representan el 70% de los previstos en su plan de inversión para 2022 en el país.