Central nuclear de Trillo, en Guadalajara
Central nuclear de Trillo, en Guadalajara - ABC

Iberdrola acumula pérdidas de 1.200 millones por sus centrales nucleares desde 2013

La compañía posee el 52,7% de Almaraz I y II, el 48% de Trillo, el 28% de Vandellós y el 15% de Ascó II

S. E.
MadridActualizado:

Iberdrola Generación Nuclear, la filial que agrupa el negocio nuclear del grupo energético, registró unas pérdidas de 110,87 millones de euros en 2017, con lo que acumula unos «números rojos» de casi 1.200 millones de euros desde 2013.

El año pasado, la filial nuclear de Iberdrola recortó más de un 64% sus pérdidas respecto a los 309,3 millones de 2016, aunque encadenó su quinto ejercicio consecutivo en negativo.

Desde su constitución a finales de 2012, Iberdrola Generación Nuclear ha acumulado año tras año pérdidas, hasta llegar a esos casi 1.200 millones de euros. Así, en 2013 la compañía perdió 232,6 millones, en 2014 fueron 311,39 millones, en 2015 otros 221,78 millones y en 2016 y 2017 de 309,3 y 110,87 millones, respectivamente.

En el documento remitido al Registro Mercantil, Iberdrola Generación Nuclear señala que los resultados negativos de los dos últimos años se han debido, principalmente, a que el descenso de los precios de mercado en esos ejercicios ha hecho «imposible absorber la carga fiscal que soporta la actividad de generación nuclear que realiza la sociedad, que se vio incrementada significativamente desde el ejercicio 2013 con la entrada en vigor de la ley 15/2012 respecto a la que soportaba en ejercicios anteriores».

Según las cuentas correspondientes a 2017, la filial alcanzó unos ingresos de 1.209,25 millones de euros el pasado ejercicio, un 27% más que en 2016.

De esta cifra, el 39% se destinó por la sociedad al pago de impuestos y tasas, que representaron 461 millones de euros. De este importe, 165 millones correspondieron a la tasa Enresa -la compañía pública que gestiona residuos nucleares-, 129 millones al impuesto sobre residuos, 84 millones al impuesto sobre producción y 56 millones a ecotasas.

Iberdrola Generación Nuclear agrupa las participaciones del grupo en las centrales nucleares de Almaraz I y II (52,7%), Trillo (48%), Vandellós (28%) y Ascó II (15%).

La producción de la sociedad en el ejercicio 2017 ascendió a 23.190 gigavatios hora (GWh), un 4,7% inferior a la del año anterior, como consecuencia del mayor número de paradas por recarga de combustible en el ejercicio.

Las principales inversiones durante 2017 ascendieron a 98,6 millones, de los que se destinaron 49,85 millones a recargas de combustibles de los distintos grupos según el calendario de paradas programadas, informa Ep.

En el documento de las cuentas de 2017, la compañía energética señala la «fuerte incertidumbre» respecto al efecto contable en lo que se refiere a la explotación de las centrales.

No obstante, considera que, teniendo en cuenta la legislación vigente, así como la política de inversiones y mantenimiento llevada a cabo en las nucleares, los permisos de explotación serán renovados «como mínimo hasta que alcancen los 40 años, procediendo a amortizarlas contablemente en dicho periodo».

El pasado mes de abril, el presidente de la energética, Ignacio Sánchez Galán, avaló la recomendación del informe de la comisión de expertos par la transición energética de que para lograr los objetivos de emisiones será necesario utilizar energía nuclear, aunque subrayó que «con una remuneración adecuada».