Iberia o Ryanair padecen sendos conflictos laborales que padecerán cietnos de pasajeros
Iberia o Ryanair padecen sendos conflictos laborales que padecerán cietnos de pasajeros - EFE

Las huelgas que te pueden amargar el verano

Desconvocados los paros del personal de asistencia en tierra de los aeropuertos españoles tras una exitosa mediación, el calendario deja abiertos, al menos, otros tres conflictos laborales en Ryanair, Iberia o Renfe/Adif

MadridActualizado:

Este verano nos solo se va a caracterizar por la subida del mercurio, sino que la temperatura ambiental en aeropuertos y estaciones de tren puede también aumentar al socaire de las huelgas que amenazan con amargarle parte de las vacaciones a cientos de españoles, si los procesos de mediación puestos en marcha no lo impiden. Toca armarse de paciencia.

Ryanair

Es el conflicto más enconado. Los tripulantes de cabina (TCP) irán a la huelga los días 25 y 26 de julio en países como Bélgica, Portugal y España. Como ha informado ABC estos días, solo en nuestro país ya se han cancelado 400 vuelos y se estima desde la aerolínea que el paro podría llegar a afectar a unos 50.000 pasajeros. A pesar de que desde la compañía han apuntado que ya se está gestionando la reubicación de los clienets o el reembolso de sus billetes.

Este viernes se ha dado conocer los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento, que afectan a aquellos empleados basados en España tengan o no un contrato español. En concreto, se le obliga a la low-cost a operar el 35% de los vuelos de cada ruta con ciudades españolas peninsulares que tengan una alternativa de transporte de menos de 5 horas por el 59% de los vuelos internacionales y para cda ruta con ciudades españolas con otras opciones de transporte de 5 o más horas. De cualquier modo, los pasajeros que viajen a Canarias o Baleares verán el 100% de sus vuelos garantizados, siempre que la hora de salida haya sido fijada antes dle inicio de la huelga.

Problemas en El Prat

Los días 27 y 28 de julio y 3 y 4 de agosto, si la mediación no fructifica, el personal de tierra de Iberia en el Aeropuerto de El Prat en Barcelona formado por unas 2.000 personas se podrá en huelga, para protestar por la sobrecarga de trabajo. Una circunstancia de la que acusan a la aerolínea los sindicatos, por una mala planficación del verano y el incremento en el número de operaciones de Vueling, propiedad también del holding IAG. Esta convocatoria podría dificultar el embarque de cientos de personas en el segundo aeropuerto por volumen de pasajeros de España (4,8 millones de pasajeros y un 4,9% más que en junio de 2017).

Entre las principales quejas de la plantilla la falta de contrataciones fijas, la necesidad de incrementar el personal eventual o el uso indiscriminado de las horas extra de obligado cumplimiento.

En el día de hoy, la Conselleria de Trabajo de la Generalitat ha convocado una reunión de mediación entre Iberia y los trabajadores de la compañía para tratar de encontrar una solución al conflicto, pero no ha habido acuerdo. En declaraciones a los medios tras acabar la reunión, el portavoz de UGT de Iberia en Barcelona, Omar Minguillón, ha explicado que la plantilla se siente «harta agotada y maltratada» y que el acuerdo no ha sido posible por la actitud centralista de la compañía aérea.

Paros parciales en Adif y Renfe

Su impacto podría ser menor que el de la huelga de Ryanair, pero el periodo de paros parciales en Renfe y Adif ha anunciado por el sindicato SFF-CGT comenzará a partir del 27 de julio y podría llegar a extenderse hasta diciembre dependiendo de lo que han denominado como «intransigencia» de Fomento y sus empresas. En concreto, según un comunicado de esta organización sindical, la primera movilización tendrá lugar el día 27, desde las 00:00 a 2:00 horas, de 7:00 a 9:00 y de 16:00 a 18:00 horas.

Todo ello, mientras SFF-CGT, ha denunciado el incumplimiento de los acuerdos que permitieron la desconvocatoria de la huelga del pasado 6 de octubre y denunciado la falta de voluntad para crear un holding Adif-Renfe homólogo al de Alemnai y Francia. En cualquier caso, este sindicato sigue abierto a la negociación.