El hermano de Fernández de la Vega renuncia a dirigir la Fundación Repsol

ABC | MADRID
Actualizado:

Jesús Fernández de la Vega, hermano de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha presentado su dimisión como director general de la Fundación Repsol YPF, según fuentes de la petrolera.

La dimisión ha sido presentada a través de una carta dirigida al presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, en la que Jesús Fernández dice adoptar esta decisión porque «no está dispuesto» a que su nombre se utilice de «manera insidiosa» para «empañar» la reputación de la empresa y «dañar o ensombrecer» el nombre y la trayectoria de su propia familia, de la que se siente orgulloso, indican las mismas fuentes.

En la carta, Jesús Fernández, que ha desempeñado durante 23 años el cargo de director de recursos humanos de la petrolera, agradece a Brufau la confianza prestada y su designación el pasado día 13 como director de la Fundación.

El hermano de la vicepresidenta del Gobierno se había jubilado hace poco más de un año, pese a lo cual se mantuvo activo y en septiembre de 2007 fue designado consejero de Petronor junto a Jaume Giró, director de Comunicación Corporativa. La Fundación Repsol YPF, creada en 1995, está presidida por el propio Brufau.

Un «histórico» en el grupo

En Repsol consideran a Jesús Fernández un «histórico» de la compañía, que ha desempeñado funciones de responsabilidad con los tres presidentes que ha tenido: Fanjul, Cortina y Brufau.

Además, es uno de los impulsores del Instituto Superior de la Energía, por lo que la situación y las declaraciones que le han obligado a dimitir ha causado un gran malestar entre sus compañeros, que consideraban que con Fernández de la Vega se iba a relanzar la Fundación de la compañía.

También recuerdan que la dirección de la Fundación suele recaer en algún directivo que ha desempeñado funciones de responsabilidad en la petrolera en el pasado, como ocurrió con el anterior director general, Jorge Segrelles, ex director de refino y márketing, quien dirigió la organización del Congreso Mundial del Petróleo este año y abandonó el cargo de director de la Fundación para trabajar en Cibeles, el «holding» de participadas de Caja Madrid.