La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto a la de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet en la Comisión Nacional de Administración Local
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, junto a la de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet en la Comisión Nacional de Administración Local - EFE

Hacienda también estudia reestructurar la deuda de los ayuntamientos en problemas

El Gobierno relajará la regla de gasto en año de elecciones mientras que los municipios piden más recursos para financiar las nuevas competencias sociales

MADRIDActualizado:

El primer cónclave del Gobierno con los municipios se ha saldado con varios compromisos para aliviar la situación de las corporaciones locales y dotarlas de más recursos. Las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet, se han visto este mediodía con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero para aprobar los objetivos de estabilidad. Como adelantó ABC, Montero ha confirmado al salir que su departamento estudia la reestructuración de parte de la deuda a corto plazo de las comunidades para pasarla a largo plazo y que lo cubra el Fondo de Liquidez Autonómica, una medida que afectará, entre otras regiones, a Cataluña y Comunidad Valenciana, ha mencionado.

Esta reestructuración que se está estudiando también beneficiará a los ayuntamientos que tengan problemas para afrontar sus pagos, es decir, cuya deuda sea «estructural», ha anunciado Montero. La ministra ha descrito que por un lado contemplan este mecanismo y, por el otro lado, una «reestructuración global» del pasivo de las comunidades para «adecuar los plazos de vencimiento» para que todas las regiones puedan volver a acudir a los mercados cuanto antes. Es decir, alargar la devolución del FLA, u na medida que también defendió su propio predecesor, Cristobal Montoro.

Batet, por su parte, ha desvelado que se creará un grupo de trabajo para «evaluar la modificación» de la Ley 27/2013, que limitó la gestión de las competencias sociales de los municipios. «Se llevará un proyecto de Ley al Congreso y al Senado lo antes posible», confirmó Batet. Ello supondrá que los municipios recuperarán la gestión de gastos en Educación, Empleo o Dependencia. Posteriormente, el presidente de la FEMP, Abel Caballero, aseveró que por un lado el Gobierno les ha trasladado una relajación futura de la regla de gasto para poder destinar superávit a planes de empleo y estas partidas sociales, pero que si pasan a gestionar más competencias también pedirán más recursos.

«Que nadie dude de que si asumimos nuevas competencias queremos más financiación», sentenció, para criticar duramente a la Autoridad Fiscal, que sugirió que los municipios puedan asumir nuevas competencias solo con su superávit: «el de la Airef es un criterio perverso» lamentó el presidente de la FEMP, que pidió «no penalizar a las administraciones cumplidoras». Caballero valoró la reunión con Batet y Montoro: «es la vez que más optimista salgo desde que soy alcalde». Y anunció que se verá a finales de septiembre con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La regla de gasto se suavizará en año electoral

Desde el Ejecutivo se han comprometido una serie de gestos hacia los municipios. En primer lugar, como ha desvelado Caballero, los Presupuestos Generales de 2019 contendrán no solo la flexibilización de la regla de gasto para los ayuntamientos que ya tenían las cuentas de 2018, sino que aumentarán las partidas que abarcan las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), lo que se traducirá en que los municipios podrán gastar más en año de elecciones.

La regla de gasto limita el crecimiento del desembolso de las administraciones a una tasa ligada al crecimiento potencial de la economía, mientras que las IFS quedaban fuera para contabilizarlas a efecto de desembolso. Los Presupuestos de 2018 ya contenían una importante relajación de este corsé al gasto, pero en 2019, año electoral, la suavización será mayor.

La FEMP también ha urgido al Gobierno a aprobar el Proyecto de Ley de reforma de la Ley de Haciendas Locales, que incluye que no se pueda cobrar la plusvalía municipal –el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana– en casos de pérdidas. El TC ya tumbó el impuestos en estos casos hace más de un año y la FEMP y el anterior Gobierno pactaron la nueva norma, pero esta sigue esperando a que el Congreso la tramite.

Grupo de trabajo para la despoblación

Junto a ello, se creará un grupo de trabajo que atienda la despoblación y Hacienda también permitirá que los municipios puedan ejecutar fondos europeos sin perjuicio de su cumplimiento de la regla de gasto al tener que adelantar una parte de la inversión donde puedan destinar su desembolso. Para ello, ha apuntado Montero, podrán emplear su superávit.

Junto a ello, los municipios han aprobado sus objetivos de equilibrio presupuestario de 2019 a 2021 y de deuda, del 2,3% del PIB en 2019, un 2,2% en 2020 y un 2,1% en 2021. En unas horas, el Gobierno se reunirá con los consejeros autonómicos de Hacienda para que aprueben la senda de estabilidad de sus objetivos, que incluirá 2.500 millones más de margen en el cumplimiento del déficit para las regiones en 2019, del 0,1% al 0,3% del PIB.