El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - EFE

Hacienda ofrece ahora a los funcionarios una subida máxima de casi un 8% hasta 2020

El Ministerio mejora su propuesta de alza salarial al añadir un incremento variable de medio punto ligado a cumplir las metas de déficit en tres años y los sindicatos rechazan este compromiso

MADRIDActualizado:

El Ministerio de Hacienda ha ofrecido una nueva variable a los funcionarios para elevar su subida salarial los próximos años. La secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, ha mantenido esta tarde otra reunión con los sindicatos (CC.OO., UGT y CSIF) en la que ha subido su oferta de ayer martes. Si entonces les ofreció una subida fija del 5,25% con dos puntos variables más si se superaban las previsiones de PIB en tres años, ahora a esta oferta se suma otro medio punto si el Gobierno cumple los objetivos de déficit los próximos tres años. En definitiva, un alza salarial máxima del 7,75% –que en términos acumulados supondría un 7,95% más–, aseguran fuentes sindicales presentes en la reunión.

El Ministerio prefiere ligar los salarios al crecimiento de la economía y al estado de las arcas públicas antes que vincularlos a la inflación para los próximos años. De esta forma, Hacienda ofrece un incremento fijo del 1,5%, del 1,75% y del 2% para 2018, 2019 y 2020 respectivamente. A ello se le suman los incrementos variables ligados al PIB. En este sentido, Elena Collado ha suavizado la propuesta de ayer de Hacienda, que contemplaba que los funcionarios cobrarían el aumento variable completo si el crecimiento de la economía superaba en cinco décimas la previsión del Gobierno año a año. Ahora la oferta de Hacienda recoja que se pague el plus si el PIB supera las previsiones en cuatro décimas.

Así, si el repunte del PIB iguala o supera ligeramente la previsión del Gobierno, los incrementos nominales serían del 1,75%, del 2,25% y del 2,5% en cada uno de los próximos tres años. Y si el PIB supera en 0,4 puntos los augurios del Gobierno, los aumentos serían del 2%, del 2,5% y del 2,75% en 2018, 2019 y 2020 respectivamente. Si encima se cumple el déficit público estos tres años, se añadiría en 2020 otro medio punto más. En definitiva, en el peor de los escenarios, en términos acumulados los salarios subirían un 5,34% en tres años y en el mejor de los casos, un 7,95%.

Rechazo sindical

Los sindicatos no han aceptado la oferta de Hacienda. «Mañana seguiremos intentando llegar a acuerdo, pero visto el escaso avance en el campo salarial y en negociación colectiva, no hay buenas perspectivas», ha descrito Miriam Pinillos de CC.OO. «No hemos visto que se haya movido a una posición favorable», ha resumido Frederic Monell. Desde CSIF anuncian que mañana estudiarán movilizaciones si el Gobierno no mueve ficha.

El pulso sindical se encuadra en que las centrales quieren que las subidas salariales sean notables, tanto en el sector privado como en el público, para que la recuperación llegue a las nóminas. Entre los empleados públicos, UGT calcula una pérdida de poder adquisitivo del 13% en cinco años. CC.OO. la cifra en algo más del 14% desde 2009 mientras que CSIF estima que ha sido del 20% desde 2008.

Todo queda sujeto a la Mesa General de la Función Pública de mañana, en la que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se verá las caras por la tarde con sindicatos y administraciones territoriales. Al día siguiente, lo que salga del encuentro irá en el proyecto de Presupuestos Generales que aprobará el Ejecutivo el viernes en Consejo de Ministros.