Página de la Agencia Tributaria
Página de la Agencia Tributaria - ABC

Hacienda desmantela una organización dedicada al fraude en el IVA en el sector de la electrónica

Los investigados habrían creado una trama para defraudar en la comercialización de productos mediante una estructura compleja con sociedades

MADRIDActualizado:

La Agencia Tributaria ha desmantelado una organización dedicada al fraude en el IVA en el sector de la informática y la electrónica que habría llegado a defraudar más de 25 millones de euros en un periodo de tres años, ha informado este jueves la entidad en un comunicado.

La denominada operación "Sith", en la que han participado 70 funcionarios de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) y de diversas áreas regionales de Inspección y Vigilancia Aduanera, se completó el pasado 25 de mayo con la detención de 19 personas, cinco de las cuales están en prisión sin fianza.

Dentro del operativo se llevaron a cabo once registros en seis provincias (Guadalajara, Madrid, León, Valladolid, Valencia y Alicante), se bloquearon 90 cuentas bancarias, se embargaron once vehículos de alta gama y se incautaron 165.000 euros en efectivo.

Los investigados habrían creado una trama para defraudar el IVA en la comercialización de productos mediante una estructura compleja con sociedades en España y Portugal.

La mercancía objeto del fraude viajaba directamente desde el proveedor en Europa a almacenes logísticos españoles, desde donde se distribuía a los canales de comercialización, pero poniendo entre medias una serie de sociedades instrumentales europeas y españolas para eludir el pago del IVA, del que están exentas las adquisiciones intracomunitarias.

De esta forma, los defraudadores tienen la posibilidad de reducir el precio de los productos que se comercializan gracias al margen que les proporciona la propia defraudación del IVA.

En la investigación se ha podido constatar que las empresas instrumentales extranjeras y españolas, eran en realidad, dirigidas y controladas por las mismas personas, y periódicamente se sustituían por nuevas empresas, al frente de las cuales se colocaban testaferros.

La investigación, realizada bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara, arrancó con una denuncia presentada por la Dependencia Regional de Inspección de Castilla-La Mancha y sigue su curso, por lo que pueden adoptarse nuevas decisiones judiciales.