De Guindos descarta una subida del IVA en 2012
Luis de Guindos - EFE

De Guindos descarta una subida del IVA en 2012

El ministro de Economía asegura que la nueva meta de déficit no perjudicará al crecimiento económico ni al empleo

MADRID Actualizado:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró este martes que el nuevo objetivo de déficit para este año, del 5,3% del PIB, no tendrá un impacto negativo sobre crecimiento económico, el empleo o el cuadro macroeconómico. «Un recorte del orden del 0,5% adicional no creo que tenga ningún impacto en absoluto significativo ni sobre el crecimiento económico, ni sobre el empleo ni sobre el cuadro macroeconómico», afirmó el ministro en una rueda de prensa durante un receso del Ecofin, al referirse a la diferencia con el 5,8% que había pedido España.

De Guindos no pudo precisar de dónde recortará el Gobierno los alrededor de 5.000 millones de euros adicionales para poder alcanzar esa meta, pero aseguró que este año no habrá una subida del IVA y que la distribución del esfuerzo será «equitativa» entre el Ejecutivo central y las autonomías. Preguntado por esa misma posibilidad de subida del IVA en 2013, el ministro respondió: «no adelantemos acontecimientos» y recordó que lo que ocupa ahora a España es la elaboración del presupuesto para este año.

Sobre cómo se distribuiría el recorte adicional del déficit del 0,5% del PIB, De Guindos dijo que «todavía no le puedo decir absolutamente nada, pero será una distribución equitativa de la recomendación» del Eurogrupo, que rechazó el 5,8% que había anunciado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y le pidió llegar al 5,3 %.

«España ha sido muy prudente en lo que son las proyecciones de evolución de empleo»

El ministro admitió que el umbral del 5,8 % que defendió hasta ahora España estaba basado en «una hipótesis extremadamente cauta», por lo que existe «cierto margen» para lograr ese recorte del déficit «del orden del 0,5% del PIB». «España ha sido extremadamente prudente en lo que son las proyecciones de evolución de empleo», por lo que incorporar este nuevo esfuerzo en el procedimiento presupuestario «no tiene ningún impacto desde el punto del cuadro macroeconómico», reiteró.

De Guindos explicó que la clave está en que los socios europeos han aceptado ver el año 2012 y 2013 en conjunto y han decidido pedir que España adelante a este año parte del esfuerzo que va a realizar para llegar al 3 % en 2013. Recalcó asimismo que si los ministros de Finanzas del Eurogrupo han estado de acuerdo en permitir una mayor flexibilidad a España es porque el Gobierno se ha ganado la credibilidad con las reformas que ha anunciado desde que se inició la nueva legislatura.

De Guindos rehusó analizar la nueva meta en términos de éxito o fracaso y se limitó a recordar que el objetivo inicial pactado con Bruselas era un 4,4% y ahora el nuevo umbral es un 5,3%, debido a que la desviación presupuestaria en 2011 fue mayor de lo esperado y a que este año no tendrá lugar el crecimiento previsto inicialmente.