El ministro de Economía en el Foro de Davos
El ministro de Economía en el Foro de Davos - EFE

De Guindos afirma que la CE no ha pedido medidas adicionales porque España ha cumplido «ampliamente»

El ministro de Economía ha indicado que el visto bueno otorgado por la Comisión Europea al último borrador de presupuestos para 2017 es, en términos generales, «positivo»

EFE
DAVOS (SUIZA)Actualizado:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este miércoles en el Foro Económico Mundial de Davos que España ha cumplido "ampliamente" con las premisas del pacto de Estabilidad y Crecimiento y con los objetivos fijados, por lo que la Comisión Europea no ha pedido medidas adicionales.

En un encuentro con periodistas a la salida de una mesa redonda en el Foro Económico Mundial celebrada a puertas cerrada, el ministro ha señalado que España ha dejado de estar en riesgo de incumplimiento, por lo que el visto bueno otorgado ayer por la Comisión Europea (CE) al último borrador de presupuestos para 2017 es, en términos generales, "positivo".

Además, ha recordado, la CE no ha pedido a España medidas adicionales, simplemente se ha hecho evidente una divergencia desde el punto de vista del crecimiento económico, ellos son más optimistas respecto al cierre del ejercicio 2016 pero más pesimistas, en vez del 2,5% prevén un 2,3%.

Si no hay sorpresas externas inesperadas, el crecimiento estimado del 2,5% "se puede superar", algo que la propia Comisión reconoce ya que no exige medidas adicionales.

Entre esas sorpresas "externas", de Guindos ha dejado en un segundo plano la victoria de Donald Trump o el Brexit, y ha puesto el acento en otros riesgos, como el proteccionismo o el calendario electoral en algunos países europeos.

De Guindos ha restado importancia al hecho de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no haya acudido al Foro de Davos; Rajoy tenía que asistir a la IV Conferecia de Presidentes Autonómicos, ha recordado, y además "lo habitual" es que sea el ministro el que acuda a este tipo de foros.

La situación actual de España es "muy distinta" de la que mostraba el país en 2010, en plena crisis financiera, cuando el residente Zapatero acudió a Davos, ha dicho, ya que el país ha eliminado incertidumbre política y no está en el centro e la atención "nada mas que para los inversores".

Las cifras que trae España a Davos son las de la recuperación, "muy positivas, con el doble de crecimiento de los socios europeos, con la Comisión avalando las reformas, con un sector bancario que no genera ya incertidumbre y con la creación de medio millón de puestos de trabajo".