ABC
Publicaciones

Una guía para arrinconar la irracionalidad en la relación laboral

«Reptilandia» reivindica la importancia de gestionar las áreas emocionales en la solución de conflictos en las empresas

MadridActualizado:

El conflicto es inherente a cualquier interacción humana, y la actividad empresarial no es precisamente una excepción. Prevenir, gestionar y mediar en las fricciones entre directivos y profesionales, a menudo enquistadas por un orgullo y un arraigado instinto primario de supervivencia que pueden poner en peligro la viabilidad de un negocio, es el objetivo de The Wise Company. Esta firma fue fundada por Alfredo Sanfeliz, un apasionado y estudioso de la gestión de la relaciones personales y el liderazgo. Su método de trabajo, que explica de forma didáctica y gráfica en el libro «Reptilandia. Lealtad y sentido en el mundo empresarial», se alimenta de las conclusiones de la neurociencia y parte de la base de que de la mayoría de nuestras actuaciones están determinadas por un «cerebro reptiliano» que, desde hace millones de años, vela por nuestra protección y supervivencia (antes física y ahora social y laboral).

Aunque el ser humano haya incorporado razón, emoción y sentimientos a su materia gris, el «pequeño reptil» siempre está presente. Si no logramos mantenerlo aletargado puede acabar provocando una atmósfera irrespirable en las organizaciones. Ira, orgullo, miedo al cambio, falta de tacto y empatía... todo ese caldero de frustración, que puede costar mucho dinero, lo remueve nuestro cerebro reptiliano.

«Mi libro es una llamada, un mensaje al mundo de que no podemos despreciar y no trabajar todas estas áreas emocionales», explica Sanfeliz. El fundador de The Wise Company asegura que la clave de su trabajo y la llave para desbloquear situaciones de conflicto aparentemente irreconducibles es «comprender al que tienes enfrente, y eso no es darle la razón, sino entender los mecanismos que le disparan, esos por los que él ve las cosas blancas y otros las ven negras o perciben un nueve en lugar de un seis».

Alfredo Sanfeliz, autor de «Reptilandia»
Alfredo Sanfeliz, autor de «Reptilandia» - ABC

El libro de Alfredo Sanfeliz (izquierda) explica cómo el ancestral instinto de supervivencia desata el conflicto.

Al frente de un exitoso despacho de abogados, Sanfeliz dio el salto a la empresa a los 39 años y estuvo vinculado 14 con Campofrío, donde fue secretario general y miembro del consejo de administración. «Mi vida ha sido siempre gestionar y negociar situaciones no ordinarias. He tratado de tejer relaciones entre las personas para sacar valor o bien para aplacar conflictos. A mí me hubiera gustado ser psicólogo, y acabé en derecho, pero soy una persona generalista y muy interesada en el desarrollo de las personas y en el autoconocimiento. En España hay poca visión transversal de ese estilo, y se aprecia muy poco al generalista», sentencia.

¿Y cómo se puede ayudar en un conflicto inflamado por los egos y la irracionalidad? «La clave es quitar ruido a la situación, partir de cero, crear un nuevo entorno para desautomatizar las reacciones. Si hay diferencias, se deben resolver en el jardín, pero no destrozar la casa. Hay que enseñar al cliente que vive una de estas situaciones a cambiar su forma de relacionarse. Debe sentirse cómodo, pero sobre todo hay que establecer una relación personal y de mucha confianza, una alianza, porque en un determinado momento tienes que zarandear al cliente para que pueda ver todo eso que no percibe al estar cegado por el conflicto», explica Sanfeliz.

El fundador de The Wise Company cree que aún hay muchas reticencias en el mundo económico a aprender a gestionar esta parte emocional, «porque los paradigmas tradicionales obligan a que todo sea medible, basado en hechos y en procesos. Nuestro actividad es difícil de etiquetar y sus resultados no se pueden medir, pero desde luego la mejora es perceptible». Tacto, equilibrio, sentido común, confianza... el kit de supervivencia empresarial para arrinconar al viejo reptil depredador.