Goiko Llobet y Pablo Gil, dos de los cofundadores de «GrowPro Experience» dejaron dos trabajos bien remunerados para vivir su experiencia australiana
Goiko Llobet y Pablo Gil, dos de los cofundadores de «GrowPro Experience» dejaron dos trabajos bien remunerados para vivir su experiencia australiana - GROWPRO EXPERIENCE

«GrowPro Experience», la startup que te ayuda a dar un empujón a tus proyectos

Se definen como una «plataforma de apoyo» para aquellos jóvenes españoles y latinoamericanos que buscan una experiencia en el extranjero para mejorar el inglés, estudiar algún curso o trabajar

MadridActualizado:

La aventura de salir al extranjero para mejorar el aprendizaje de un idioma, ampliar nuestra formación o buscar nuevos horizontes laborales es una carrera de obstáculos (alojamiento, permiso de trabajo, cultura, soledad...) y, aunque proliferan los programas de televisión en los que se da una imagen triunfalista, tras el éxito se esconde un arduo trabajo previo. Los españoles Goiko Llobet, Pablo Gil y, más recientemente, Pere Rúbies han creado «GrowPro Experience» una startup que se define como «una plataforma de apoyo para vivir una experiencia en el extranjero».

Tanto Llobet como Gil hablan con conocimiento, porque entre 2012 y 2013 dejaron sendos trabajos bien remunerados como consultores en España, para vivir su aventura australiana. «Alternamos varios empleos y montamos varios negocios en Australia, uno de ellos fue de paellas gourmet, que nos terminaron confiscando en la aduana», ha apuntado este emprendedor quien define al país austral como «caro». En este sentido, ha definido aquel tiempo como «un año oscuro, con momentos en que te planteas cosas viéndote lavando platos con 28 años». Fue en este contexto, en que nació «GrowPro Experience».

Vocación internacional

Con fuerte presencia en Australia, donde nacieron hace 5 años, poseen oficinas en ciudades como Sydney o Melbourne. Además de en países como Nueva Zelanda o Canadá, donde abrirán pronto otra delegación en Toronto (ya están en Vancouver) y Sudáfrica, país en el que están ofreciendo proyectos de voluntariado en dos favelas. «Somos una plataforma de apoyo para vivir una experiencia en el extranjero», ha apuntado Goiko Llobet quien explica que a sus clientes les asignan una persona que ya ha pasado por una experiencia similar y le asesoran en apectos como la documentación - tienen un departamento formado por cinco personas enfocados en hacer más sencillo lidiar con la burocracia local- el alojamiento, la apertura de una cuenta bancaria, la búsqueda de un curso o posgrado e incluso, a encontrar trabajo. Ahora, matiza Llobet, «queremos personas que tengan ganas de vivir y moverse».

Pero, ¿dónde está el negocio? Al realizar esta obvia pregunta, el cofundador de «GrowPro Experience» ha respondido que «son las escuelas las que nos remuneran por llevar estudiantes». Actualmente, en el país austral, trabajan con casi una veintena de escuelas de negocios, de idiomas, deportivas... Entre lo más demandado, los cursos similares a nuestra Formación Profesional o los de idiomas (inglés). «De todas formas, siempre protejo el interés del estudiante, que es quien me recomienda y a quien cuido», ha apuntado Llobet cuya startup también orgniza eventos para sus estudiantes. «Los martes, por ejemplo, jugamos al bolley o los jueves nos tomamos unas cervezas. El objetivo es crear sinergias entre ellos, comunidad, para que tengan un apoyo pese a estar lejos de casa», ha apuntado este emprendedor que también vivió su propia aventura australiana en 2012.

2 millones de euros de facturación

Con 55 personas en nómina y oficinas comerciales también en Barcelona, Madrid o Valencia, tienen previsto cerrar este año con 2 millones de euros de facturación. Enfocados al público español y latinoamericano entre sus clientes se puede encontrar argentinos, chilenos, mejicanos o españoles, que representan el 45% de sus estudiantes. La mayoría situada en una franja de edad de entre 23 y 26 años, y 6 de cada 10 mujeres.

¿Hay diferencias entre nacionalidades? Llobet comenta quelos españoles «van buscando más una experiencia como mejorar un idioma, mientras se emplean para pagar las facturas». Lo que se da especialmente desde que la situación económica se va recuperando, ha apuntado. Si hablamos de preferencias recientes, los españoles apuestan cada vez más por Canadá. En el caso de los mejicanos, matiza, «quieren estudiar y quedarse». Por su experiencia, los latinoamericanos en general «hacen todo lo posible para asentarse definitivamente». Respecto a chilenos o argentinos ha destacado su preferencia por Australia y Nueva Zelanda.