Grecia tiene actualmente una reserva financiera de 33.000 millones de euros
Grecia tiene actualmente una reserva financiera de 33.000 millones de euros - EFE

Grecia volverá a emtir bonos a 10 años, por primera vez desde que fue rescatada en 2010

Lo hará «en un futuro próximo» a través de una subasta sindicata, con el objetivo de colocar una cuantía comparable a los 2.500 millones de euros del bono a cinco años emitido el pasado 29 de enero

EFE
MadridActualizado:

Grecia ha ordenado la emisión de bonos a diez años, en los que supondrá la primera subasta de títulos de deuda a este plazo desde 2010, cuando el país firmó el primer programa de asistencia financiera.

Como ha informado este lunes la Bolsa de Atenas, el Estado griego ha contratado a los bancos BNP Paribas, Citi, Credit Suisse, Goldman Sachs International Bank y JP Morgan, para sacar esta emisión «en un futuro próximo», en lo que se conoce como una subasta sindicada.

El objetivo es colocar una cuantía comparable a los 2.500 millones de euros del bono a cinco años emitido el pasado 29 de enero. En aquella subasta, la primera con una amortización a cinco años desde el final del rescate, se logró un rendimiento del 3,60% y la demanda superó cinco veces la oferta inicial.

El éxito de la subasta desencadenó una carrera a la baja del bono griego a diez años en el mercado secundario, desde el 4% a finales de enero al 3,60% esta mañana.

Mejora de la calificación

La mejora de la nota de la deuda soberana por parte de la agencia de calificación Moody's, que la subió en dos peldaños, de B3 a B1, contribuyó también a la decisión de la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública (PDMA) de emitir un bono a diez años.

Según filtraciones de fuentes bancarias a los medios locales, los bonos griegos son muy atractivos, porque por una parte ofrecen un alto rendimiento y, por otra, no suponen un riesgo para el inversor porque el país está estable y no hace frente a amenazas exteriores.

Grecia tiene actualmente una reserva financiera de 33.000 millones de euros, por lo que no tiene necesidad imperiosa de recurrir a los mercados. La última emisión de bonos a diez años tuvo lugar el 4 de marzo de 2010, cuando Grecia colocó 5.000 millones de euros a un tipo de interés del 6,25%.

El alto rendimiento de la subasta y el incremento abrupto de la prima de riesgo, que se disparó de los 346 puntos básicos el 2 de abril de 2010 a los 610 a finales de ese mismo mes, obligaron al primer ministro socialista Yorgos Papandreu a pedir a la Unión Europea (UE) un programa de asistencia financiera