El alto cargo socialista matiza que se debe permitir un retiro digno a quienes comenzaron a trabajar temprano
El alto cargo socialista matiza que se debe permitir un retiro digno a quienes comenzaron a trabajar temprano - JUAN MANUEL SERRANO

Granado: «si alguien comienza a trabajar a los 28 o 29 años no puede jubilarse como su abuelo»

El secretario de Estado de Seguridad Social en funciones se ha manifestado a favor de aumentar la edad de jubilación en algunos sectores por la incorporación tardía de los más jóvenes

MadridActualizado:

El secretario de Estado de Seguridad Social en funciones, Octavio Granado, ha vuelto a levantar revuelo en su particular tour por los cursos de verano universitarios, esta vez en uno de la Universidad de Málaga. El alto cargo socialista ha afirmado que «si alguien comienza a trabajar a los 28 o 29 años no puede pretender jubilarse como su abuelo, que empezaría a los 14».

Unas declaraciones que ha realizado dentro del curso «El sistema de pensiones a debate: reformas o cambio de modelo» durante el que se ha manifestado a favor de aumentar la edad de jubilación en algunos sectores por la tardía incorporación al trabajo de los jóvenes.

En este sentido, ha querido matizar que quienes hayan comenzado a trabajar a muy temprano tengan la posibilidad de retirarse a una edad digna, porque «no tiene sentido amargarle la vida a la gente».

Granado también ha abogado por aplicar reformas que afiancen la durabilidad del sistema y logren que se incorporen las personas que aún están fuera del ámbito de protección de la Seguridad Social, a la vez que se consiga su coexistencia con la mayor esperanza de vida de los españoles.

Pensiones mínimas «razonables»

El alto cargo socialista se ha convencido de que el sistema garantiza un nivel de vida «muy aceptable» porque las pensiones mínimas son «razonables» y añadido que «la gente sabe que cotizar es un buen negocio porque luego genera buenas prestaciones».

También se ha hecho eco de la preocupación social por el mantenimiento del sistema público de pensiones. En su opinión, «el sistema de pensiones es sostenible porque es la primera necesidad política de la democracia». Sobre las reformas, ha apelado a la responsabilidad de los políticos y al consenso entre empresarios y sindicatos para reconfigurar las cotizaciones.