Esta línea de AVE esta considerada la más lenta de toda la red - EFE

El AVE a Granada nace con polémica: la variante que la crisis económica «se llevó»

Desde Adif defienden que el trazado actual se diseñó por el sobrecoste de la variante ahora licitada, que estimaron en unos 400 millones de euros y que el impacto del tramo de Loja sobre los tiempos del viaje es de «entre los cinco y diez minutos»

MadridActualizado:

Los granadinos acaban de incorporarse al cada vez más nutrido grupo de ciudades que están conectadas por la Alta Velocidad. Este miércoles ha comenzado a operar elAVE entre Madrid y Granada, un viaje de poco más de tres horas y que varía según el número de paradas intermedias que se realice. Esta línea de Alta Velocidad llega tras dos décadas desde que aparecieran las primeras noticias y tras más de cuatro años de obras y «aislamiento ferroviario» (no había conexión ferroviaria directa).

Un trayecto que no ha podido sustraerse de la polémica porque, a día de hoy, esta línea de AVE esta considerada la más lenta de toda la red superando a la de Alicante, de 500 kilómetros que se recorren en dos horas y media aproximadamente. Todo ello, a una velocidad media de unos 200 km por hora. En el caso de este trayecto entre la capital de España y Granada, durante el viaje inaugural, se criticó que en determinados tramos como en el de la localidad de Loja la velocidad se redujera de forma importante hasta los 37 kilómetros por hora, tal y como denunció ABC.

Alta Velocidad a medias

Fuentes de Adif han explicado que cuando se proyectó conectar Granada a la red de Alta Velocidad desde Antequera se pensó en «una variante de la línea actual en el entorno de la localidad granadina de Loja» que tendría una longitud de 20 kilómetros y que se presupuestó en aproximadamente 400 millones de euros. Una opción que finalmente no se ejecutó, lo que el operador público de las infraestructuras ferroviarias ha achacado a la crisis económica. «Esta obligó a racionalizar el proyecto, con el objetivo de procurar que la conexión de Granada a la red de Alta Velocidad se produjera en el menor plazo», han apuntado las fuentes consultadas.

Por este motivo, han asegurado desde la empresa pública, se decidió «aprovechar el trazado convencional en uso a su paso por Loja» aplazando la consturcción de la mencionada variante para mejores tiempos. En cambio, la adaptación y acondicionamiento de este trayecto de red convencionalpara que pasara el AVE por estas vías se presupuestó en unos 80 millones de euros. Lo que requería actuaciones como la remodelación de las curvas o la adecuación de las señalizaciones en los túneles, así como «una ligera penalización de los tiempos de viaje».

En cualquier caso, el pasado 8 de junio el Boletín Oficial del Estado publicó la licitación de la variante de Loja con una inversión total de 18 millones de euros. Se trata de 22 kilómetros que deberían estar completos en 22 meses y que vendrían a otorgar esa Alta Velocidad que se echa de menos en parte del trayecto. Las obras todavía no han acabado.

«Entre los cinco y diez minutos»

En este sentido, desde Adif, han estimado el mencionado impacto sobre la duración de los trayectos «entre los cinco y diez minutos aproximadamente frente a ahorros de 30 millones de euros». Desde el operador público de las infraestructuras ferroviarias han defendido «la reducción de los actuales tiempos de viaje» respecto a las opciones que había hasta ahora. Lo que han calculado en una hora y veinte minutos. A su juicio, las más de tres horas de recorrido en el nuevo AVE resultan «muy competitivas» sobre otros medios de transporte.

Cinco horas en bus, cuatro y media en coche

Si echamos mano del vehículo particular, la duración del viaje (sin paradas) es de casi cuatro horas y media, yendo por autopista. Ahora, si optamos por ir en autobús desde la Estación Sur (Madrid) hasta Granada, en un servicio normal, este recorrido puede durar cinco horas (incluida media hora de parada) mientras que elegimos un servicio premium el tiempo se reduce a cuatro horas y media. Otra alternativa es el avión, cuyo viaje es de poco más de una hora. Sin embargo el aeropuerto más próximo es el de F.G.L Granada-Jaén que se encuentra a solo 17 kilómetros de la capital granadina en la comarca de la Vega del Genil.

A lo que hay que añadir que para llegar a la capital granadina necesitaremos coger el transporte público o nuestro vehículo privado, con el gasto en gasolina. En cualquier caso, siempre habrá que estar con algo de tiempo previo para pasar los controles de seguridad o facturar el equipaje. Un billete de avión desde Madrid a Granada puede llegar a superar los 200 euros. En el caso del AVE el precio por un asiento en clase turista es de 80,30 euros, en el caso de la conexión con Madrid y de 118 euros si el destino es Barcelona.

De cualquier forma, con el AVE, termina el periplo que significaba la conexión en Alvia hasta Antequera (Málaga) y el bus desde esta localidad hasta Granada. En total, tres horas y 45 minutos. Todo ello gestionado por Renfe.