La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, junto con el presidente de Anged y el director adjunto de comercio minorista de la Comisión Europea
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, junto con el presidente de Anged y el director adjunto de comercio minorista de la Comisión Europea - ABC

La gran distribución pide leyes más laxas para abordar la era digital

España es el segundo país de la UE que mayor número de restricciones pone al comercio

MadridActualizado:

Las grandes empresas de distribución piden una revisión del marco normativo «sin precedentes» para poder abordar la digitalización del sector. En concreto, el presidente de la asociación nacional de grandes empresas de distribución (Anged), Alfonso Merry de Val, ha explicado en la asamblea anual de la patronal que «digitalizarse no es solo empezar a vender por internet, sino que es una transformación más profunda». Asimismo, denuncia que actualmente se cuenta con una normativa obsoleta que data de los años 80.

Según el presidente de la patronal, que engloba a compañías como El Corte Inglés, Carrefour y Eroski, las empresas del sector han llegado a invertir 15.000 millones de euros en los últimos 10 años en la transformación digital. Además, los resultados del sector fueron muy positivos durante el 2017, con un aumento de la ventas de un 3% hasta llegar casi a los 41.000 millones de euros y con un incremento de 73 establecimientos físicos con respecto al pasado año.

En un mundo donde las compras a través de la red cada son más frecuentes, para la patronal es necesario llevar a cabo una revisión de las leyes, como «los aspectos técnicos como la protección de datos y cuestiones operativas fundamentales como la libertad de horarios comerciales y la unidad de mercado». En esta última cuestión, tanto Anged como el director adjunto de comercio minorista de la Comisión Europea (CE), Michael Koening, es complicado lograr unidad de mercado con una «legislación tan cambiante y fragmentada en 17 comunidades. Esto genera un enorme entramado burocrático tan complejo que crea graves ineficiencias y ahoga la inversión empresarial».

Los datos acerca de las restricciones al comercio son claros: España es el segundo país de la UE que mayor número de restricciones pone a este sector, según indica la CE. De seguir así, la patronal alerta que podría acabar repercutiendo en una pérdida empleo y de competitividad. Actualmente, este sector aporta un 10% al PIB nacional.

Para ello, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto anunció la creación de un Observatorio del comercio 4.0 «que nos sirva para definir líneas de trabajo con la participación de todos los agentes», explicó. La ministra ha tendido su mano al sector y ha coincidido en la necesidad de que este se «adapte y se modernice» ante las necesidades de los clientes.