Con este acuerdo se pone en marcha medidas sociales con las que los grandes partidos buscan recuperar sus votantes
Con este acuerdo se pone en marcha medidas sociales con las que los grandes partidos buscan recuperar sus votantes - AFP

La gran coalición alemana pacta garantizar el nivel adquisitivo de las pensiones hasta 2025

Los grandes partidos alemanes también acuerdan que la tasa de contribución a la pensión de jubilación, que actualmente está en el 18,6%, no debe superar el 20% del salario, según ha adelantado el ministro de Asuntos Sociales

Corresponsal en BerlínActualizado:

El acuerdo ha sido cerrado de madrugada y los detalles serán anunciados tras el consejo de ministros que se celebra hoy en Berlín, aunque según ha adelantado el ministro de Asuntos Sociales, el socialdemócrata (SPD) Hubertus Heil, la línea principal de la reforma consiste en que el nivel de pensión actual, del 48% del salario, debe estabilizarse hasta 2025. Esto significa que una pensión de jubilación estándar, después de 45 años cotizando, no podrá quedar por debajo de ese 48% de los ingresos mensuales promedio. Además, la tasa de contribución a la pensión de jubilación, que actualmente está en el 18,6%, no debe superar el 20% del salario.

También se ha incluido una nueva cláusula que beneficia a las madres que lo fueron antes de 1992 y a las madres con tres o más hijos. Se trata de una reforma que beneficia en total a unos 7 millones de trabajadores y que supondrá para las arcas públicas un aumento del gasto de 3.700 millones de euros.

La gran coalición de Merkel echa así a rodar de forma definitiva, con un paquete de medidas sociales con el que los grandes particos esperan comenzar a reconciliarse con sus votantes. Entre lo acordado figura también una reducción de la contribución al seguro de desempleo del 0,5% hasta el 2,5% del salario bruto, que se llevará a cabo en dos pasos: un 0,4% en enero y el restante 0,1% en 2022. Todas ellas medidas de corte socialdemócrata que dan a entender que ha sido el SPD el que más ha sacado en claro en esta negociación. Las rebajas de impuestos, que tan insistentemente pide el electorado conservador, no aparecen en este acuerdo por ninguna parte.

El principal beneficio para la CDU parece ser el sello oficial de funcionalidad a un gobierno que parecía hasta ahora bloqueado por los desacuerdos e incluso desbordado por fenómenos sociales como los brotes de violencia xenófoba surgidos en el este de Alemania.

El avance en el proceso de garantizar las pensiones más allá de 2025, por otra parte, tampoco es sorprendente, teniendo en cuenta que el gobierno alemán cuenta con un amplio margen de maniobra. Las últimas cifras publicadas indican que la economía alemana ha registrado un superávit récord en el primer semestre del año, equivalente al 2,9% del PIB: 48.100 millones de euros. Esas cifras son las más elevadas desde la reunificación alemana en 1990.

Actualmente, casi la mitad de los jubilados del país más rico y poblado de la UE reciben pensiones de jubilación por debajo de los 800 euros, concretamente el 48%. El 62% recibe pensiones por debajo de los 1.000 euros. En el caso de las mujeres, las pensiones menores a 800 euros alcanzan incluso el 64% de todas las jubiladas, en un país que, de acuerdo con el nivel de vida, un ingreso menor a 969 euros al mes es considerado el umbral que da acceso a la pobreza para hogares unipersonales.

Todas estas son estadísticas oficiales del Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales basadas en datos correspondientes al año 2016. El Gobierno federal se vio obligado a ofrecerlas a inicios del pasado julio tras recibir una pregunta parlamentaria de La Izquierda, así como a reconocer que todo lo que se ahorre en pensiones es un gasto que terminará tarde o temprano traspasado a los gastos en ayudas sociales. Según el gobierno alemán, en el país sólo hay un millón de personas en la tercera edad que dependen de la ayuda social básica, mientras que otras fuentes apuntan a casi tres millones de jubilados que podrían solicitar esa ayuda estatal por tener pensiones muy bajas.