Hasta ahora banco de inversión exigía una vestimenta formal para cualquier gestión,
Hasta ahora banco de inversión exigía una vestimenta formal para cualquier gestión, - REUTERS

Goldman Sachs se quita la corbata y deja el traje en el armario

El banco de inversiones relaja su código de vestimenta y lo justifica en «la naturaleza cambiante de los lugares de trabajo, en general, a favor de un ambiente más informal».

MadridActualizado:

Los negocios ya no son lo que eran han debido de pensar en Goldman Sachs. Este banco de inversión ha anunciado que relaja el código de vestimenta de la entidad, una medida insólita al tratarse de una compañía en la que banqueros y socios usan trajes a medida. En una nota interna, la entidad ha justificado este cambio en «la naturaleza cambiante de los lugares de trabajo, en general, a favor de un ambiente más informal».

La nota ha sido remitida a los 36.000 trabajadores que tiene Goldman y ha sido redactada conjuntamente por el presidente ejecutivo David Solomon, junto al presidente financiero Stephen Scherr y el de operaciones, John Waldron.

Hasta la fecha, este banco de inversión exigía una vestimenta formal para cualquier gestión, aunque desde 2017 ha abierto la mano en el caso de los trabajadores de la división tecnológica y de negocios digitales. Lo que ha generado roces entre quienes vestían de forma más sencilla y quienes llevaban trajes a raya.

Tampoco es ajeno a lo anterior la competición de los grandes bancos de Wall Street como Goldman con las empresas tecnológicas o fondos de cobertura, por los trabajadores mejor preparados ya que los segundos ofrecen ambientes de trabajo más relajados.

De igual modo, esta actualización del código de vestimenta se debe también a la naturaleza diferente de su fuerza de trabajo. Se da la circunstancia de que más del 75% de los empleados de Goldman han nacido después de 1981 y pertenece a las generaciones Millennial o Z.