El ministro de Economía, Luis de Guindos - JAIME GARCÍA

El Gobierno eleva su previsión de déficit para este año al 3,6% y al 2,9% para 2017

De Guindos ha explicado que calcula que entre 2016 y 2017 se crearán 900.000 puestos de trabajo y que el paro se reducirá en un millón de personas

ABC
MadridActualizado:

El Gobierno ha elevado la previsión de déficit para 2016 al 3,6% y al 2,9% para 2017, según las nuevas previsiones del Ejecutivo que este martes ha presentado el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, en el Congreso en el marco del programa de estabilidad. De esta forma, la previsión del déficit ha aumentado ocho décimas para 2016 y 1,5 puntos para el año que viene. Esta proyección se quedaría por encima del objetivo pactado con Bruselas para este año y que se sitúa en un 2,8% de déficit.

En cuanto a la deuda pública, el Gobierno cree que terminará el presente ejercicio en un 99,1% del PIB, nueve décimas más de lo previsto hasta ahora, y bajará en 2017 al 99%, frente al 96,1% calculado hasta este nuevo cuadro de previsiones macroeconómicas.

Durante su comparecencia, De Guindos ha explicado que calcula que entre 2016 y 2017 se crearán 900.000 puestos de trabajo y que el paro se reducirá en un millón de personas, al mismo tiempo que ha afirmado que las nuevas previsiones del Gobierno en funciones son «prudentes y realistas».

La previsión de la tasa de paro para este año también se ha elevado dos décimas y se sitúa en el 19,9%, mientras que para 2017 sube tres décimas al 17,9%.

En la presentación del Plan de Estabilidad Presupuestaria 2016-2019 y el Programa Nacional de Reformas de 2016, De Guindos ha señalado que la economía española no es inmune al deterioro del entorno internacional. Ha reconocido que la economía española sufrirá una "leve ralentización" en los próximos años respecto al fuerte incremento con el que cerró el año 2015, aunque ha insistido en que continúa en fase de expansión gracias a la demanda interna y al "sólido" avance de las exportaciones.

En este sentido ha añadido que la previsión del Ejecutivo está en línea con la del Banco de España y el PIB podría haber avanzado el 0,7% en el primer trimestre del año, en tasa intertrimestral.

De Guindos ha afirmado que el crecimiento del 2,7% del PIB para 2016 y del 2,4% para 2017, así como tasas de paro del 19,9 % este año y del 17,9% para el próximo son proyecciones "prudentes" y ha reiterado que el escenario de la economía española es "favorable" y no tiene "graves desequilibrios.

Un aumento de déficit a repartir

Por otro lado, De Guindos ha indicado que el aumento de ocho décimas en la previsión de déficit público para este año se repartirá entre la administración central y las comunidades autónomas, si bien ha añadido que la distribución no será al 50%.

De Guindos ha ensalzado la importante reducción del déficit, que se situaba en el 9,3% en 2011 y que este año será del 3,6% del PIB. También ha reiterado que el peso de la deuda pública se ha reducido por primera vez en el conjunto de la economía, "que había crecido muchísimo durante la crisis".

Asimismo, De Guindos, ha afirmado que el Gobierno "todavía tiene tiempo" para abordar en profundidad los detalles del Programa de Estabilidad Presupuestaria y remitirlo a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). En concreto, el titular de Economía en funciones ha afirmado que la AIReF tiene todos los detalles del nuevo cuadro macroeconómico, porque "se les mandó ocho días antes" y ha señalado que la nueva senda de consolidación fiscal fue acordada este fin de semana durante su participación en la Asamblea del FMI.

De Guindos ha incidido en que ningún país de la zona del euro ha hecho un ajuste como el de España, "y además con crecimiento económico".

A su juicio, España es ahora parte de la solución del problema de la zona del euro mientras que hace tres o cuatro años era parte del problema. El ministro ha señalado que la finalidad es crecer y crear empleo