Yacimiento de La Lora, en 1964, cuando empezó su producción de crudo
Yacimiento de La Lora, en 1964, cuando empezó su producción de crudo - ABC

El Gobierno cierra el único yacimiento de petróleo terrestre de la península

En España se extraen 120.105 toneladas de crudo, el 0,18% de la demanda total

MadridActualizado:

Columbus Energy Resources, la empresa que explotaba el yacimiento de hidrocarburos de La Lora, situado en Ayoluengo (Burgos) y que es el yacimiento de petróleo más antiguo de España y el único peninsular, deberá proceder a su desmantelamiento definitivo, una vez que no se procederá a una nueva licitación de la concesión.

Según ha informado la compañía a la Bolsa de Londres, donde cotiza, su filial Compañía Petrolífera de Sedano (CPS) ha recibido notificación del Gobierno de España para iniciar el desmantelamiento del yacimiento de Ayoluengo, cuya producción se inició el 6 de junio de 1964.

La compañía, que esperaba una nueva licitación del proyecto desde enero de 2017, indicó que el Gobierno «no ha dado ninguna razón para decidir no hacerlo», y subrayó que «considerará sus opciones al respecto».

El último mes que La Lora estuvo activo fue en enero de 2017, cuando se extrajeron tan solo 55 toneladas de petróleo. Su producción en 2016 fue de 5.598 toneladas, lo que representaba un 4% del total extraido en España. El resto de yacimientos, todos en el mar, son los de Boquerón, Casablanca, Montenazo-Lubina, Rodaballo y Viura.

La producción de petróleo en España durante 2017 fue de 120.105 toneladas, el 0,18% del crudo importado por nuestro país (65,958 millones de toneladas). Cabe recordar que tenemos que importar el 99,98% del petróleo y del gas natural que consumimos.

El presidente ejecutivo de Columbus, Leo Koot, se mostró «decepcionado» por el hecho de que el Gobierno español «no haya declarado públicamente por qué ha decidido no volver a licitar la concesión La Lora».

«Especialmente porque nos han hecho creer que se presentaría una nueva licitación antes de finales de 2018. La compañía considerará sus opciones con respecto a la decisión del Gobierno», añadió al respecto a Ep.

A pesar de esta decisión, Columbus Energy Resources indicó que cuenta con una provisión «suficiente» en sus cuentas para los costes de desmantelamiento.

«Hay varios activos en el lugar, incluido el equipo, que se transferirán y utilizarán en las operaciones de Trinidad y Tobago o se venderán para compensar dichos costes. No se espera que la compañía realice gastos materiales en efectivo en relación con el cierre definitivo de la concesión La Lora», dijo.

En enero de 2017, el anterior Gobierno del PP ya denegó la prórroga para el yacimiento al haber transcurrido el límite temporal previsto, por lo que la caducidad de la concesión tendría lugar el 31 de enero de ese año, fecha a partir de la cual la concesionaria debería desmantelar las instalaciones y mantenerlas en condiciones seguras hasta que tal desmantelamiento fue definitivo.

Para denegar esa prórroga, tras cumplir 50 años de explotación de la concesión, el entonces Ministerio de Energía se basó en los informes negativos de la Abogacía del Estado y del Consejo de Estado.

No obstante, el Gobierno consideró que se podría convocar un concurso para adjudicar una nueva concesión en el área si alguna sociedad mostraba interés.

Por su parte, el PP de Castilla y León pedirá con sendas proposiciones en la Diputación de Burgos y las Cortes autonómicas que el Gobierno revoque la orden de cierre y desmantelamiento de los pozos de petróleo de la Lora, en Burgos, los únicos que hay en tierra en España.

El portavoz del grupo popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, ha calificado la decisión del Gobierno de «absoluta aberración y capricho irresponsable» y ha asegurado que no hay justificación para esta decisión ni desde el punto de vista económico, ni empresarial ni medioambiental.