La consejera de Salud, la socialista Patricia Gómez, y el director general de Consumo, Francesc Dalmau
La consejera de Salud, la socialista Patricia Gómez, y el director general de Consumo, Francesc Dalmau - ABC

El Gobierno balear multa a Iberia con 448.000 euros por una «cláusula abusiva» en la venta de billetes

La sanción, que ya ha sido recurrida por la compañía aérea, es la más elevada impuesta hasta ahora por la Dirección General de Consumo

Actualizado:

La Dirección General de Consumo del Gobierno balear ha sancionado a la línea aérea Iberia con 448.000 euros de multa por, según el Govern, aplicar la cláusula abusiva «no show», por la que si un pasajero no usa alguno de los trayectos —de ida o de enlace—, la compañía cancela automáticamente los trayectos restantes dentro del mismo billete y el usuario los pierde aunque los haya pagado. Esta es la sanción más elevada impuesta por la Dirección General de Consumo a lo largo de su historia. La multa ha sido recurrida ya por Iberia.

El anuncio ha sido hecho este lunes por la consejera de Salud, la socialista Patricia Gómez, y el director general de Consumo, Francesc Dalmau. En este caso concreto, la resolución sancionadora parte de siete expedientes de reclamaciones de usuarios, que originaron la intervención del Servicio de Inspección. Dicho servicio «rastreó la web de la compañía Iberia y constató que, en el apartado de condiciones generales del contrato, figuraba la cláusula conocida como “no show”».

Según el Govern, esta cláusula no sólo vulnera una norma estatal y otra autonómica, sino que recientemente ha sido declarada abusiva por el Tribunal Supremo, en concreto en la sentencia 631/2018, de 13 de noviembre. El Alto Tribunal concluyó en dicho fallo que una cláusula como la cuestionada «supone un desequilibrio de derechos y obligaciones contraria a la buena fe, ya que a un consumidor que ha cumplido con su obligación, que es únicamente el pago del precio, se le priva en todo caso del disfrute de la prestación contratada, que por razones que pueden ser de naturaleza muy diversa ha decidido o se ha visto impelido a disfrutar solo en parte».

En ese contexto, la Dirección General de Consumo considera a Iberia «responsable de una infracción administrativa “muy grave” en materia de defensa de los consumidores y usuarios». Contra la citada resolución cabía la interposición de un recurso de alzada ante la Consejería de Salud, que ya ha sido presentado por la aerolínea española.

Fuentes oficiales de Iberia han explicado este lunes a ABC que la compañía aérea recibió la notificación del Gobierno balear el pasado 7 de noviembre y que presentó el recurso el pasado 5 de diciembre, al considerar «desproporcionada» la mencionada sanción. Dichas fuentes han añadido que, en cualquier caso, Iberia está ya modificando la cláusula ahora cuestionada, tras la reciente sentencia del Supremo.