El ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo
El ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo - EFE

El Gobierno autoriza el pago a los funcionarios catalanes del 20% de la extra de 2012

Méndez de Vigo ha informado de que ese dinero no se pudo abonar en su momento porque hubo que tomar medidas extraordinarias para hacer frente al déficit

MADRIDActualizado:

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha anunciado este viernes que se autoriza al Ministerio de Hacienda a pagar a los funcionarios de Cataluña el 20% de la paga extra de 2012. En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha informado de que ese dinero no se pudo abonar en su momento porque hubo que tomar medidas extraordinarias para hacer frente al déficit "desbocado" del Gobierno catalán anterior.

Méndez de Vigo ha añadido que la situación estaba pendiente de revertir y se hace ahora, tras escuchar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El Ejecutivo devolvió en enero de 2015 el 25% de la extra de Navidad de 2012 y en octubre del mismo año ingresó a los funcionarios otro 26,23% de la paga –equivalente a 48 días–. El Gobierno devolvió el 50% restante en la nómina de abril de 2016.

Por su parte, la Generalitat ha ido restituyendo poco a poco las cantidades pendientes de esa paga extra. La devolución de este 20% pendiente estaba prevista para marzo de este año, pero la orden del abono quedó en el aire tras la aplicación del artículo 155.

La semana pasada, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) registró peticiones a los máximos responsables del Departamento de Economía y de Función Pública de la Generalitat para reclamar que se abonara a sus empleados públicos la parte que quedaba pendiente de la paga extra de 2012, lo cual consideraba podría hacerse a través del artículo 155 de la Constitución.

CSIF señalaba que la intervención en Cataluña derivada del artículo 155 prevé un procedimiento legal alternativo, diferente al de la aprobación por decreto ley, para que la Generalitat abone a sus empleados públicos la cantidad pendiente que queda de la paga extra de 2012.