El Gobierno argentino ultima las subidas tarifarias de las las compañías españolas

Se estima que Endesa podrá encarecer los precios que aplica al sector industrial y comercial mayorista entorno al 23%, la mitad de lo que demandaba inicialmente

J. H. ENVIADO ESPECIAL. BUENOS AIRES./
Actualizado:

Después de un complejo proceso de tira y afloja con el Gobierno de Néstor Kirchner, las multinacionales españolas instaladas en Argentina se encuentran muy cerca de cerrar los contratos que les permitirán actualizar las tarifas de los servicios públicos que ofrecen, y que se encontraban «congeladas» desde 2002 tras desatarse una grave crisis económica, financiera y social en el país.

Fuentes próximas a la Administración señalan que «casi todos los procesos de negociación de tarifas están concluidos o a punto de concluirse», después de que tanto el Gobierno argentino como las compañías españolas hayan cedido en sus reivindicaciones. Las principales compañías implicadas en este proceso negociador son Telefónica, Endesa, Gas Natural y Aguas de Barcelona.

Las estimaciones que se vienen barajando en las últimas semanas apuntan a una subida situada entre el 15 y el 25%, en función del sector económico que se trate, frente al aumento del 30 al 60% que solicitaban las compañías.

Entre los acuerdos ultimados figura el de la distribuidora de electricidad Edesur, filial argentina de Endesa, que está previsto que pueda encarecer las tarifas que aplica al sector industrial y comercial mayorista entorno al 23%, la mitad de lo que demandaba la empresa.