Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros - EFE

El Gobierno apuesta por un nuevo bono social que incluya también el agua y el aire acondicionado

La Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024 apuesta por una ayuda que cubra todas las fuentes de suministro, tanto eléctricas como térmicas

EFE
MADRIDActualizado:

El Consejo de Ministros ha aprobado la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, que concluye que es preciso elaborar un nuevo bono social, que deberá ser automático y cubrir todas las fuentes de suministro, tanto eléctricas como térmicas, incluyendo aire acondicionado en determinadas zonas climáticas, agua caliente sanitaria y cocina.

La Estrategia Nacional, dividida en cuatro ejes de actuación y con 19 medidas, indica que aunque el criterio de renta será el principio básico, se tendrán en cuenta un conjunto de cuestiones en función de la situación de los perceptores o su unidad familiar, o la zona climática donde se ubique la vivienda.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha subrayado en este sentido la disparidad climática que hay España, que puede conducir a que una misma provincia se concentren diferentes zonas climáticas. Por ejemplo, en Almería las diferencias climáticas entre municipios pueden llegar a ser el del 100% según su nivel sobre el mar.

Para aplicar este nuevo bono social, se incide en la necesidad de tener una gestión coordinada con otras administraciones públicas. Por ello, se busca implementar que todas las administraciones tengan un papel relevante, que ejercerán de manera coordinada en el ámbito de sus competencias.

El texto repasa además las dificultades y obstáculos que presenta la actual configuración del bono social eléctrico, que en 2018 se vio complementado con un bono térmico para ayudar a sufragar gastos de calefacción durante el invierno.